Able Archer, las maniobras de la OTAN que casi provocan una guerra nuclear con la URSS (1983)

/ Lecturas: 1565 / Etiquetas: , ,
Able Archer OTAN

Introducción

El simulacro de guerra nuclear ‘Able Archer’ realizado por la OTAN en noviembre de 1983 desde su base al norte de la ciudad belga de Mons, fue uno de los dos momentos más peligrosos en la historia reciente de la Humanidad junto con la crisis de los misiles cubanos de 1962, según confirman los documentos recientemente desclasificados por el Archivo de Seguridad Nacional de EEUU (The National Security Archive). Las maniobras tenían el objetivo de recabar información sobre la reacción del sistema de alerta soviético de misiles, que sería el primer sistema encargado de responder a un primer ataque atómico desde Occidente. Según los últimos documentos desclasificados, las maniobras crearon una “reacción soviética sin precedentes” que fue considerada por la comunidad de inteligencia de Estados Unidos como, “una expresión de una creencia genuina por parte de los líderes soviéticos de que Estados Unidos planeaba una primer ataque nuclear“. [1].

Jugando a la guerra nuclear

Las maniobras Able Archer de 1983, creaban un escenario virtual para un conflicto militar que incluía una escalada que culminaba en lanzamientos nucleares coordinados por los países de la OTAN. Participaron de varios jefes de Estado europeos e incluyó un simulacro de estados de DEFCON completo, incluyendo DEFCON 1 [2].

Las maniobras incluyeron un simulacro de estados de condición de defensa (DEFCON) que llegó a elevarse a DEFCON 1, algo que ningún otro ejercicio militar previo había llegado a alcanzar.

Los ejercicios simularon procedimientos de lanzamiento nuclear de forma tan realista, que provocaron una auténtica y “terrorífica” respuesta en los soviéticos y el Pacto de Varsovia, una respuesta de “incomparable escala” [3]. Esta opinion, emitida por el Presidente de la Junta Consultiva de Inteligencia Extranjera de EEUU, confirma como “los líderes militares soviéticos podían haber estado seriamente preocupados de que Estados Unidos utilizara Able Archer 83 como una distracción para lanzar un verdadero ataque” y que “algunas fuerzas soviéticas se preparaban para anticipar o contraatacar un ataque de la OTAN lanzada bajo la protección de Able Archer.” [4]

Un suceso poco conocido y negado … hasta ahora

Able Archer además de ser considerado por muchos historiadores uno de los momentos más cercanos al holocausto nuclear, es también uno de los incidentes más oscuros y menos conocidos de la Guerra Fría. Oleg Gordievski, el agente de mayor rango del KGB que desertó de la URSS, describió en una de sus publicaciones los eventos que recuerda relacionados con Able Archer aunque en ellos también reconoció desconocer el nombre en clave dado por la OTAN a las maniobras. Pocos libros y artículos periodísticos se han publicado, tanto en la investigación tradicional como en la menos convencional. Hace solo unos meses, la información disponible era escasa y apenas se disponía de unos pocos documentos oficiales.

‘Able Archer 83: La Historia Secreta del Ejercicio de la OTAN que Casi Inició la Guerra Nuclear’ es el libro publicado por Nate Jones del Archivo de Seguridad Nacional e incluye el nuevo material sobre el escenario que planteaban las maniobras así como, la forma en que se llevaron a cabo la simulación de los ejercicios de guerra nuclear.

Recientemente, Nate Jones, del Archivo de Seguridad Nacional (National Security Archive) con sede en la Universidad de Washington, ha publicado un libro sobre las maniobras Able Archer, llamado ‘Able Archer 83: La Historia Secreta del Ejercicio de la OTAN que Casi Inició la Guerra Nuclear’. En él, se incluye el nuevo material ordenado que presenta entre otras cosas, el escenario que planteaban las maniobras así como, la forma en que se llevaron a cabo la simulación de los ejercicios de guerra nuclear. El Archivo de Seguridad Nacional también dispone de otros documentos relacionados con Able Archer de no menos importancia, como por ejemplo, las notas y los diarios del jefe de Estado Mayor de la Fuerza Aérea estadounidense, que una reunión en septiembre de 1971 con los principales líderes militares, había concluido que, en una guerra nuclear, Estados Unidos “podría perder doscientos millones de personas”.[5]

La guerra nuclear, cada vez más cerca. Operación RYAN

En 1983, las relaciones entre EEUU y la URSS pasaban por uno de los momentos más tensos de la Guerra Fría y el propio carácter realista de las maniobras, unido al deterioro de las relaciones entre ambas potencias, no contribuían precisamente a rebajar la posibilidad de un intercambio nuclear producto de un error.

Apenas dos meses antes, el 31 de agosto, un vuelo comercial de Korean Air Lines, era derribado tras haber violado en dos ocasiones el espacio aéreo soviético sobre la península de Kamchatka y la isla de Sakhalin. La región del archipiélago de las Kuriles y la bahía de Vladivostok, era una de las mayores concentraciones de fuerzas del sistema de defensa ruso. Había destinados 1700 aviones, 765 barcos y 120 submarinos, entre los que había varios submarinos con misiles nucleares con capacidad para alcanzar cualquier región del territorio norteamericano. A la violación del espacio aéreo por la aeronave surcoreana, se sumaba la existencia muy cerca de la ruta del avión comercial, de otro avión pero en este caso, de un avión espía estadounidense RC-135, lo cual no hizo sino incrementar las sospechas soviéticas que llevaron al derribo y el posterior aumento de la tensión.

Es también en este año, cuando llegaron a Europa los nuevos misiles nucleares Pershing II, una llegada rodeada de protestas sociales y que hicieron creer a los soviéticos, que Able Archer 83 era una auténtica amenaza fundamentada en la política del “primer golpe nuclear”[6], una postura defendida por algunas figuras muy relevantes de la política de Washington y del ejército estadounidense. Y a todo este cúmulo de circunstancias, se sumaba otra aún peor, la puesta en marcha de la operación RYAN.

La Operación RYAN tenía el objetivo de identificar las primeras señales de un ataque nuclear que se estuviera poniendo en marcha desde Occidente. Al detectarse las primeras señales del ataque nuclear, se emitiría una alerta a la Unión Soviética para que Moscú ordenara un contraataque.

La conocida como operación RYAN fue, desarrollada por los soviéticos y llevó aún mas lejos, el riesgo de una guerra nuclear por error. En mayo de 1981, altos oficiales del KGB, destacados dirigentes soviéticos, el Secretario General Leonid Brézhnev y el mismo presidente del KGB, Yuri Andrópov, declararon su firme creencia, en que los Estados Unidos se estaban preparando para realizar un ataque nuclear secreto contra la URSS. En respuesta a este escenario, Andropov ordenó al KGB y al GRU (Departamento Central de Inteligencia del ejército) iniciar la Operación RYAN. RYAN es un acrónimo ruso que significa “ataque con misiles nucleares” y es el nombre en clave de una de las operaciones más grandes de recopilación de datos de inteligencia realizadas por la Unión Soviética. RYAN tenía agentes soviéticos repartidos por todos los países de la OTAN. Vigilaban a todo tipo de personas vinculadas con la cadena de mando nuclear de la OTAN, desde generales a personal técnico y de servicio incluyendo, la vigilancia de las instalaciones militares que albergaban ICBM. La Operación RYAN tenía por lo tanto el objetivo de identificar las primeras señales de un ataque nuclear y poder emitir una alerta de contraataque nuclear a Moscú. [7]

Todos los caminos conducían a la guerra nuclear

Además del peligro de que los soviéticos alertaran por error de un ataque que en realidad era un simulacro, los ejercicios Able Archer fueron también especialmente peligrosos, ya que antes de las maniobras, no se llevaron a cabo los correspondientes protocolos de notificación a otros países, y cuya finalidad es siempre evitar que estos países pudieran sentirse amenazados y llevaran a cabo respuestas mediante “ataques preventivos”, sobre lo que en realidad eran unas maniobras.

Por si esto no fuera suficiente, la OTAN utilizó durante las maniobras un nuevo sistema de cifrado de comunicaciones que desconocían por completo los agentes soviéticos, algo que llevó a un nuevo estado de histeria y paranoia a los líderes soviéticos, ya que hasta ese momento no se habían utilizado nuevos códigos en los canales de comunicación de la alianza atlántica. En aquellos días, la actividad tanto de los agentes soviéticos que operaban en Estados Unidos y Europa como los que operaban en países del Pacto de Varsovía, era frenética. Se han documentado numerosos casos e incidentes vinculados a este periodo de la Guerra Fría, tanto por los servicios de inteligencia de EEUU como de los de la extinta URSS.

El objetivo asignado a los agentes occidentales durante las maniobras, era recopilar información sobre los protocolos de respuesta y alerta nuclear de la URSS, algo que consiguieron en gran manera a la vista de las últimas revelaciones.

En respuesta a las maniobras Able Archer, los soviéticos no dudaron en poner en alerta a sus bases de bombarderos nucleares en Polonia y Alemania Oriental y como reconocieron mas tarde fuentes de la propia CIA, las propias bases de misiles ICBM (misiles balísticos intercontinentales) también fueron puestas en alerta. Según Webter Tarpley, experto en geopolítica y terrorismo internacional y comisionado por el gobierno italiano para la investigación del asesinato de Aldo Moro, “Able Archer 83, es un ejemplo excelente de un ejercicio de armas nucleares de EE.UU. el cual se vio tan realista que los líderes soviéticos estuvieron preocupados de que fuera una operación encubierta para un ataque real contra su país con misiles nucleares. Ellos pusieron a sus propias Tropas Estratégicas Cohetes y unidades relacionadas en el máximo estado de alerta, y el mundo estuvo al borde de un exhaustivo intercambio nuclear. Durante la Guerra Fría, Hilex 75 y Able Archer 83 fueron ejercicios que pudieron haber conducido a una real confrontación de guerra”. [8]

Composición de los documentos desclasificados

El material obtenido por el Archivo de Seguridad Nacional gracias al Acta de Libertad de información (FOIA) estadounidense, suma cinco grupos de documentos :

  • Documento 1. Escenario del ejercicio. Sin fecha. OTAN.
    Resumen sin clasificar del Ejercicio Able Archer 83 proporcionado por el (SHAPE), Cuartel Supremo de la OTAN en Europa a través de su historiador jefe, Gregory Pedlow, que describe cómo la OTAN concibió y practicó un ejercicio realista de guerra nuclear.
  • Documento 2. Extracto de “The Soviet War Scare”, procedente del Consejo Consultivo de Inteligencia Extranjera del Presidente. 15 Febrero, 1990, e incluye el documento, “Top Secret Umbra Gamma Wnintel Noforn Nocontract Orcon”, un informe de inteligencia de 1983 obtenido tras 12 años de su solicitud inicial por el Archivo Nacional de Seguridad y en el que se concluye que el peligro planteado durante Able Archer 83 era “real”.
  • Documento 3. Extractos de conversaciones de la reunión con el embajador en la Unión Soviética, Arthur Hartman. 28 de marzo de 1984.
    Arthur Hartman era el embajador de EEUU en la URSS en 1983. Reagan se reunió en cierta ocasión con Hartman en el despacho oval de la Casa Blanca. Durante la reunión, Reagan le preguntó varias cuestiones dejando para el final la siguiente pregunta: “¿Crees que los dirigentes soviéticos nos temen de verdad, o es todo el ruido de la propaganda?”. Los documentos desclasificados no recogen las respuestas del embajador estadounidense a Reagan.
  • Documento 4. Entrevista no publicada con el ex jefe soviético del Estado Mayor, el Mariscal Sergei Akhromeyev. 10 de Enero de 1990.
    En la estrevista, Akhromeyev explicó que no recordaba Able Archer 83 pero que “creíamos que los ejercicios militares más peligrosos eran Autumn Forge y Reforger”. Able Archer era en realidad, el climax nuclear de Autumn Forge 83. (“Reforger” era el silencio en las comunicaciones de radio entre los 19.000 efectivos estadounidenses destinados en Europa a los juegos de guerra). Akhromeyev dijo no sentir durante las maniobras “una amenaza inminente de guerra” pero que “el liderazgo soviético estaba gravemente cuestionado por las relaciones Soviético-Americanas. Debo agregar que personalmente y muchas de las personas que conozco tenían una opinión diferente de los Estados Unidos en 1983 de la que tengo hoy [1990]. Consideré que los Estados Unidos estaban presionando por la supremacía mundial … Y consideré que como resultado de esta situación, podría haber una guerra entre la Unión Soviética y los Estados Unidos por iniciativa de los Estados Unidos“.
  • Documento 5. Estimación de Inteligencia Nacional. Fuerzas Soviéticas y Capacidades para Conflictos Nucleares Estratégicos a finales de los años 90. Central Intelligence Agency.
    El último grupo de documentos, contiene información relativa a las consideraciones que afectarían las decisión de los soviéticos de “arriesgarse o no a iniciar una guerra nuclear global en diversas circunstancias“. Según la CIA, “si [los soviéticos] tuvieran pruebas convincentes de las intenciones estadounidenses de lanzar sus fuerzas estratégicas (en, por ejemplo, y la guerra teatral en curso en Europa), los soviéticos intentarían anticiparse“, pero “previendo sobre la base de tales pruebas podría iniciar una guerra nuclear global innecesariamente, los soviéticos tendrían que considerar la probable devastación nuclear de su patria…”. Sin embargo, “los soviéticos tienen fuertes incentivos para prevenir, con el fin de maximizar el daño teatral a las fuerzas estadounidenses y limitar el daño a las fuerzas soviéticas ya la sociedad“. Alrededor de 400 páginas de este grupo de documentos fueron retenidos por la CIA. El Archivo de Seguridad Nacional ha apelado estas retenciones y continua la lucha por su desclasificación completa.

Las maniobras Able Archer terminaron el 11 de noviembre y aunque posteriormente la Unión Soviética negaría oficialmente tener conocimiento de estas, funcionarios norteamericanos se declararon abiertamente sorprendidos del nivel de reacción soviética. Como se ha indicado, fueron no pocas las circunstancias peligrosas que convergieron en aquellos días que pudieron haber llevado a un holocausto nuclear. A medida que se realizan nuevas revelaciones, no es para nada exagerado considerar las maniobras Able Archer de la OTAN, como los días mas peligrosos para la Humanidad desde la erupción del monte Toba, que hace entre 75 y 70 mil años y con un potencia VEI 8 (3000 veces superior a la erupción del Monte Saint Helens), estuvo muy cerca de provocar la extinción de los seres humanos.

Gracias a la desclasificación de documentos del Archivo de Seguridad Nacional y al trabajo de Nate Jones, podemos conocer ahora nuevas y espeluznantes revelaciones sobre hasta que punto pudieron llegar algunos líderes políticos y militares occidentales en el “juego” de la Guerra Fría y todo para tratar de obtener una ventaja militar tratando de conocer mejor el sistema de alerta nuclear de la URSS. Stanley Kubrick no exageraba en su película “Teléfono rojo, volamos hacia Moscú”, la guerra nuclear ha estado muy cerca en no pocas ocasiones y ni siquiera lo sabíamos. Hasta ahora.

Fuentes

  • [1] National Security Archive. http://www.gwu.edu/~nsarchiv/index.html
    El Archivo de Seguridad Nacional, es una institución sin ánimo de lucro y no gubernamental. Tiene su sede en EEUU, en la Universidad George Washington en Washington D. C. y fue fundado por Scott Armstrong en 1985. Desde entonces, el Archivo de Seguridad Nacional publica documentos desclasificados sobre política exterior del Gobierno de los Estados Unidos gracias a la ley de libertad de información (Freedom of Information Act). Su página web tiene en torno a medio millón de descargas diarias.
  • [2] DEFCON-. DEFCON (DEFense CONdition, Condición de defensa). Es un término utilizado para identificar el estado de alerta de las Fuerzas Armadas en EEUU. Los niveles son activados por la Junta de Jefes del Estado Mayor y los comandantes de las fuerzas armadas, niveles que van de DEFCON 5 para tiempos de paz hasta la situación más crítica de todas, DEFCON 1 que identifica un escenario de ataque inminente.
  • [3] Exercise Able Archer 83 SHAPE. March 2013 NATO. http://nsarchive.gwu.edu/NSAEBB/NSAEBB427/docs/6.b.%20Exercise%20Able%20Archer%2083%20SHAPE%20March%202013%20NATO.pdf
  • [4] Inside Able Archer 83, the Nuclear War Game that Put U.S.-Soviet Relations on “Hair Trigger”. December 6, 2016. National Security Archive Electronic Briefing Book No. 569. Edited by Nate Jones. http://nsarchive.gwu.edu/nukevault/ebb569-Inside-Able-Archer-83/
  • [5] Top Air Force Official Told JCS in 1971: “We Could Lose Two Hundred Million People [in a Nuclear War] and Still Have More Than We Had at the Time of the Civil War”. http://nsarchive.gwu.edu/nukevault/ebb580-JCS-chairmans-diary-from-1971-reveals-high-level-deliberations/
  • [6] Oberdorfer, A New Era, 66.
  • [7] Fischer, Benjamin B (1997). A Cold War Conundrum: The 1983 Soviet War Scare – Phase II: A New Sense of Urgency. CIA.
  • [8] 11-S. Falso terrorismo. Made in USA. Webster Griffin Tarpley. © 2004-2008 por Webster Griffin Tarpley. Traducción de Luis R. Aguilar. http://tinyurl.com/hlmx2m3

Anexo

Vídeos

  • Deutschland 83. (2015). Edward Berger, Samira Radsi. 
  • On the Brink: Doomsday. (1997) Gary Parker, Maria Finitzo. Towes Production Inc. The Learning Channel.
  • Holocausto nuclear. La carrera atómica de EEUU y la URSS en la Guerra Fría (1945).
  • Trinity And Beyond: The Atomic Bomb Movie (1995). Peter Kuran. 

Creador de Piratas y Emperadores en 2003. Ingeniero informático creador de la web texacotoxico.org, proyecto a iniciativa de Pablo Fajardo en demanda de reconocimiento e indemnizaciones a los afectados por la grave contaminación provocada por Texaco (Chevron) en Ecuador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *