Estados Unidos se planteó y planeó bombardear e invadir Arabia Saudí (1970)

/ Lecturas: 1598 / Etiquetas: , ,
Rey Faisal de Arabia Saudí y Nixon 05-27-1971

Introducción

A principios de la década de los años 70, EEUU no sólo seguía empantanado en su guerra contra Vietnam sino que Nixon la había ampliado a todo el sudeste asiático tras prometer antes de llegar a la Presidencia una “salida con honor”. La derrota en la guerra del Yom Kippur provocó una reacción árabe más o menos consensuada que se materializó a través de un embargo total de petróleo de la OPAEP (Organización de Países Árabes Exportadores de Petróleo) al hemisferio occidental. El embargo estaba motivado por el masivo y decisivo apoyo económico y militar que había recibido Israel de EEUU y otros países europeos cuando el ejército hebreo se vio sorprendido ante la ofensiva egipcia en el Sinaí y en los Altos de Golán por Siria. EEUU favoreció la victoria final de Israel pero a costa de poner en riesgo sus relaciones con el mundo árabe.

Cuando las amenazas subieron un peldaño más y se amenazó con bombardear los campos y las refinerías, Faisal replicó, “Somos hombres del desierto, estamos acostumbrados a alimentarnos de dátiles y de leche de camella, podemos muy bien volver a vivir en el desierto. Ustedes son los que dependen enteramente del petróleo.

La depdendencia estadounidense del petróleo de Arabia Saudí

EEUU dependía considerablemente del petróleo de Oriente Medio durante la  guerra de Vietnam y el embargo comenzó a pasar factura al ejército. Frank Jungers, presidente de Aramco (empresa petrolera, antaño de capital saudí – estadounidense y hoy completamente saudí) se entrevistó con el rey Faisal para tratar convencer a este de que se saltara el bloqueo de la OPAEP y lo vendiera de forma encubierta a EEUU. En palabras de Jungers, la guerra de Vietnam “…era un emergencia nacional y tenia prioridad absoluta sobre muchos de los demás problemas del mundo… En esos momentos EEUU estaban luchando una guerra, insistí en ese punto desde el principio de nuestra entrevista tratando de convencer al rey de que era necesario hacer algo.” [1]. Faisal se mantuvo inflexible. Los EEUU le habían engañado en varias ocasiones rompiendo acuerdos respecto al conflicto palestino – israelí y el gran apoyo que se prestaba a Israel así como respecto a otros temas, especialmente aquellos relacionados con el precio del petróleo, la defensa del país y la política regional de Arabia Saudí.

Negociaciones muy tensas

Los negociadores estadounidenses comenzaron entonces a elevar el tono y como recuerda Henry Kissinger “…tanto Schlesinger como yo utilizamos un lenguaje duro para dejar claro que a partir de cierto punto teníamos que tener en cuenta los requisitos de la seguridad nacional implicando que si nos ponían entre la espada y la pared podríamos asegurarnos el suministro de petroleo por nuestros propios medios“. Cuando las amenazas subieron un peldaño más y se amenazó con bombardear los campos y las refinerias, Faisal replicó, “Somos hombres del desierto, estamos acostumbrados a alimentarnos de dátiles y de leche de camella, podemos muy bien volver a vivir en el desierto. Ustedes son los que dependen enteramente del petróleo.” [2]. La fuerza de los enormes intereses que confluían en esta crisis era tal que si las cosas continuaban así, podrían haberse tomado medidas militares más graves como llevar a cabo desembarcos de Marines para ocupar las principales instalaciones petrolíferas situadas en la costa. Este extremo quedó confirmado por James R. Schlesinger, secretario de Estado y de Defensa entre 1973 – 1975 al afirmar, “Oh si, eramos perfectamente capaces de actuar y pensábamos en la posibilidad de una intervención en el golfo Pérsico y si se nos hubiese ordenado intervenir habríamos intervenido” [3].

Finalmente, Faisal tuvo que aceptar y levantó el embargo enfadando considerablemente a sus vecinos árabes con los que ya hacia tiempo tenía unas relaciones bastante difíciles. Seguramente nunca se sepa que fue lo que finalmente motivó o más bien obligó a Faisal a ceder.

Fuentes

¿TE GUSTA EL ARTÍCULO?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
0 Votos - Promedio: 0,00 de 5
Cargando…

Creador de Piratas y Emperadores en 2003. Ingeniero informático creador de la web texacotoxico.org, proyecto a iniciativa de Pablo Fajardo en demanda de reconocimiento e indemnizaciones a los afectados por la grave contaminación provocada por Texaco (Chevron) en Ecuador.

1 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *