George Kennan, el mejor estratega y planificador de la Guerra Fría (1948)

/ Lecturas: 4649 / Etiquetas: , ,
Diplomático americano George F. Kennan (1904-2005)

Introducción

George Kennan fue un diplomático y consejero estadounidense de alto rango que adquirió una gran autoridad a finales de la década de los años 40 como primer director del Equipo de Planeamiento Político del Departamento de Estado. Kennan fue el responsable intelectual de la doctrina Truman (consistente en el apoyo político, económico y militar “a los pueblos libres que están resistiendo los intentos de subyugación por minorías armadas o por presiones exteriores“) así como de la política estadounidense que se denominó contención (de la URSS). Kennan fué discípulo del “teólogo del sistema” Reinhold Niebuhr y junto a otras figuras como Hans Morgenthau, pasó a formar parte de los representantes de la corriente ideológica del establishment estadounidense conocido como “realismo político americano”.

Kennan y el Telegrama Largo

En 1946, Kennan envía bajo el pseudónimo de X el conocido como Telegrama Largo y un año después, en 1947, escribió el artículo ‘Las fuentes del comportamiento soviético’. En ambos, se ofrece su visión sobre el régimen soviético en lo relativo a su supuesto carácter expansionista y cuya influencia debía de ser “contenida” dentro de las áreas de importancia estratégica para Estados Unidos y sus aliados. La estrategia de la contención de la Unión Soviética era “una política elaborada para hacer frente a los rusos con una fuerza contraria e inalterable en cada sitio donde veamos señales de su intervención en los intereses de un mundo pacífico y estable” [1].

Tenemos alrededor del 50% de la riqueza mundial pero sólo un 6,3% de la población. La tarea realmente importante para el próximo periodo es elaborar un modelo de relaciones que nos permita mantener esta posición de desigualdad. Para conseguirlo tenemos que prescindir de todo tipo de sentimentalismos y utopías; nuestra atención tiene que centrarse en nuestros intereses nacionales. Debemos dejar de hablar de objetivos vagos e irreales como los derechos humanos, el aumento de la calidad de vida y la democratización”.

En 1947, describió a Estados Unidos como “…una potencia sola y amenazada en el mundo. Nuestros amigos se han agotado y han sacrificado su potencial en la causa común. Fuera de ellos, fuera del círculo de quienes comparten nuestra lengua y tradiciones, nos enfrentamos con un mundo hostil, resentido en el mejor de los casos. Una parte de este mundo está subyugado al servicio de una gran fuerza política que busca nuestra destrucción. El resto es por naturaleza celoso de nuestra abundancia natural, ignora o menosprecia los valores de nuestra vida nacional y se muestra escéptico respecto a nuestra capacidad para gobernar nuestro propio destino y hacer frente a las responsabilidades de la grandeza nacional”. La estrategia geopolítica de Keenan se terminaría convirtiendo en doctrina durante la primera mitad de la Guerra Fría y su influencia se extendería hasta el final de la misma. Kennan fue también en parte responsable de la estrategia del Plan Marshall, plan que se encuadraba dentro de la política antisoviética de la “contención”. Sin embargo, no pasó mucho tiempo hasta que el propio planificador de la “contención”, comenzó a criticar las mismas políticas que él mismo había ayudado a establecer y para 1948 comenzó a ser partidario de negociar con la URSS. Su propuesta no encontró partidarios en la administración Truman y su influencia comenzó a decaer hasta que Dean Acheson fue nombrado Secretario de Estado en 1949. Acheson era un fiel partidario de unos Estados Unidos militaristas lo que llevó a Kennan finalmente a dejar el Departamento de Estado en 1950.

Cómo mantener la desigualdad

A pesar de este cambio en su pensamiento y de su salida del Departamento de Estado, Kennan siguió siendo un acérrimo partidario del imperialismo estadounidense. En una de sus citas más conocidas, Keenan dejaba clara su idea de un mundo unipolar. “Tenemos alrededor del 50% de la riqueza mundial pero sólo un 6,3% de la población… La tarea realmente importante para el próximo periodo es elaborar un modelo de relaciones que nos permita mantener esta posición de desigualdad… Para conseguirlo tenemos que prescindir de todo tipo de sentimentalismos y utopías; nuestra atención tiene que centrarse en nuestros intereses nacionales mas inmediatos. Debemos dejar de hablar de objetivos vagos e irreales como los derechos humanos, el aumento de la calidad de vida y la democratización. No esta lejos el día en que tengamos que batirnos por conceptos realmente importantes” [2].

En otra ocasión defendió, en el mejor de los casos el uso partidista de las Naciones Unidas cuando no su falta de cooperación con la misma. “Ocasionalmente, [las Naciones Unidas] sirvieron para un objetivo útil. Pero a la larga han creado más problemas que los que han resuelto y han llevado a una dispersión de nuestros esfuerzos diplomáticos. Y en nuestros esfuerzos para utilizar la mayoría en Naciones Unidas para propósitos políticos importantes, estamos jugando con un arma peligrosa que algún día puede volverse contra nosotros mismos. Es una situación que justifica por nuestra parte estudios y previsiones cuidadosos.” [2].

Fuentes

Creador de Piratas y Emperadores en 2003. Ingeniero informático creador de la web texacotoxico.org, proyecto a iniciativa de Pablo Fajardo en demanda de reconocimiento e indemnizaciones a los afectados por la grave contaminación provocada por Texaco (Chevron) en Ecuador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *