I Guerra del Golfo. Soldados iraquíes enterrados vivos en sus trincheras (1991)

/ Lecturas: 2805 / Etiquetas: , , ,
M60 bulldozer

Introducción

En febrero de 1991, durante la operación Tormenta del Desierto, el ejército estadounidense inició el asaltó de la primera línea de defensa iraquí haciendo uso de una táctica militar nunca antes vista. La táctica para atravesar las líneas de defensa iraquíes, consistió en hacer avanzar a las tropas acorazadas utilizando blindados Bradley reconvertidos en bulldozers como punta de lanza. Los Bradley tenían como tarea “cubrir las trincheras y derrumbar los búnkeres” enterrando vivos a los soldados iraquíes y que al ver lo que ocurría “salían de las trincheras traumatizados”, incapaces siquiera de disparar. [1]

1000 soldados iraquíes no valen la vida de un sólo soldado americano

El general Thomas Rhame reconoció abiertamente en una entrevista la táctica de avance de las unidades blindadas estadounidenses. “Comenzamos a excavar antes de dar con el campo de minas, excavamos esta línea de trincheras, la eliminamos con un Bradley, y si devolvían el fuego, colocábamos dos tanques, uno a cada lado de la trinchera y enterrábamos a esos diablos iraquíes que estaban en ella. Enterramos unos cuatrocientos iraquíes en sus trincheras. 1000 soldados iraquíes no valen la vida de un sólo soldado americano.” [2] Un soldado iraquí destacado en la línea de trincheras, relató como vio “…a soldados intentando salir de sus trincheras y según salían arrastrándose, los tanques rodaban por encima de ellos y los aplastaron. Otros soldados fueron levantados con la tierra por las palas de los bulldozers, volviendo a caer en las trincheras para ser enterrados bajo la arena”.[3]

Ví a soldados intentando salir de sus trincheras y según salían arrastrándose, los tanques rodaban por encima de ellos y los aplastaron. Otros soldados fueron levantados con la tierra por las palas de los bulldozers, volviendo a caer en las trincheras para ser enterrados.

Estas declaraciones concuerdan con las de otro soldado raso estadounidense que formaba parte de una unidad de Bradleys reconvertidos, el soldado John Queen. “Hubo algunos soldados iraquíes que quedaron en las trincheras a quienes se disparó cuando yo pasaba pero yo estaba tan concentrado en hacer lo que tenía que hacer intentando seguir al convoy que no preste mucha atención, no sé lo que había en los bunkers cuando los derrumbe, los cubrí y así los deje”.[4]

¿Mejor morir de un disparo en la cabeza o enterrado vivo?

Brent Scowcroft, Consejero de Seguridad Nacional al ser preguntado sobre cómo habría reaccionado el pueblo americano si hubiera sabido que se estaba enterrando vivos a soldados iraquíes, comentó, “Oiga esto es la guerra, ¿es peor morir de un disparo en la cabeza que ser enterrado vivo?, ¿cuál sería la diferencia (entre enviar a soldados americanos a las trincheras a matar a los iraquíes y enterrarlos vivos)? ¿uno o dos minutos mas de vida?” [5]. Según el diario Clarín, “La guerra de George H.W Bush, en 1991, no tuvo muertos a la vista simplemente porque actuaron brigadas de sepultura y de nivelación del terreno que dejaron millares de cadáveres ocultos bajo toneladas de arena”. [6]

Es importante resaltar que en 1992 se celebraban elecciones presidenciales en EEUU por lo que es de suponer que la Casablanca decidió por todos los medios, evitar el precio político de haber terminado la guerra con muchos jóvenes americanos muertos. Igualmente, la Administración de George H.W Bush se esforzó en convencer a todo el mundo de la necesidad de una guerra contra su antiguo aliado que fue reconvertido convenientemente en unas pocas semanas por los medios de comunicación en “la persona más peligrosa del mundo”.

Fuentes

¿TE GUSTA EL ARTÍCULO?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
0 Votos - Promedio: 0,00 de 5
Cargando…

Creador de Piratas y Emperadores en 2003. Ingeniero informático creador de la web texacotoxico.org, proyecto a iniciativa de Pablo Fajardo en demanda de reconocimiento e indemnizaciones a los afectados por la grave contaminación provocada por Texaco (Chevron) en Ecuador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *