El incidente del golfo de Tonkin. El pretexto para la guerra de Vietnam (1964)

/ Lecturas: 11587 / Etiquetas: ,
El incidente de Tonkin. McNamara, Johnson, Dean Rusk

Introducción

El conocido como “incidente del Golfo de Tonkin” fue el falso pretexto en el que se basó la Administración de Lyndon B. Johnson para intervenir militarmente en Vietnam en una guerra no declarada que se prolongó durante más de una década provocando el mayor desastre humano y ambiental de la historia desde la Segunda Guerra Mundial. La intervención militar estadounidense terminó por extenderse de forma secreta a Laos y Camboya a finales de los 60, convirtiéndose de esta forma en una guerra librada en todo el sudeste asiático e involucrando indirectamente también a Tailandia que era por entonces una enorme base de operaciones estadounidense. Poco después del asesinato de Kennedy, Lyndon Johnson firmó el acta 273 que en esencia revocaba la política de Kennedy y daba luz verde a cualquier acción encubierta contra Vietnam del norte.

El conocido como “incidente del Golfo de Tonkin” fue el falso pretexto en el que se basó la Administración de Lyndon B. Johnson para intervenir militarmente en Vietnam.

El incidente de Tonkin paso a paso

Los acontecimientos históricos se suceden de la siguiente forma. Agosto de 1964, mar de la China. El destructor “Maddox”, un buque de vigilancia electrónica se encontraba cerca de las aguas territoriales de Vietnam del norte. El día 4, la Casablanca y el Pentágono ofrecieron una rueda de prensa en la que anunciaron como el Maddox había sido atacado por lanchas torpederas norvietnamitas. Sólo tres días después, el 7 de agosto, el Congreso estadounidense adoptó la “Resolución del Golfo de Tonkin” autorizando al Presidente a tomar “todas las medidas necesarias para prevenir más agresiones“. La resolución se adoptó sin haberse realizado previamente investigaciones en profundidad que confirmaran tales ataques, pues el propio destructor no había informado de haber sido alcanzado por torpedos o proyectiles de artillería. No obstante, conscientes del ‘efecto Pearl Harbor’, el falso ataque (denominados ‘ataques/operaciones de bandera falsa’), desencadenó una ola de chovinismo político que permitió al gobierno ganar rápidamente el apoyo de la opinión pública pudiendo desplegar los primeros Marines en Vietnam apenas semanas después del incidente. El New York Times tampoco hizo investigaciones previas y avaló de forma totalmente acrítica la versión gubernamental del ataque señalando como “El presidente Lyndon Johnson ha mandado contraatacar a buques de guerra y a ciertas instalaciones en Vietnam del Norte debido a nuevos ataques contra buques estadounidenses en el golfo de Tonkín“.

Opiniones críticas con la versión oficial

Años después del suceso, un piloto jubilado de las Fuerzas Aéreas comentó. “Pues yo pude ver todo muy claramente y la verdad es que nuestros barcos solo disparaban al aire a buques fantasmas. Ahí lo único que había era agua negra y fuego estadounidense” [1]. Gene Poteat era una analista de la CIA a quien se le asignó la investigación de los informes de radar obtenidos los días de los supuestos ataques. Según Poteat, el material que se analizó no permitía alcanzar una conclusión sobre la autoría de los supuestos ataques o si de se llevaron a cabo realmente. En abril de 1999, Poteat declaró al diario inglés The Guardian que había obtenido los informes de radar de aquellos días de 1964 a través de contactos privados. “Varios meses después, fuentes no oficiales me ayudaron a obtener información meteorológica y de radar sobre lo que de verdad vieron los operadores del radar aquella noche. Caí en la cuenta de que quizás no hubiera por allí ninguna lancha torpedera, simplemente porque el tiempo era atroz”. “Por lo que se refiere a las señales registradas por los radares, me di cuenta de que ninguna de ellas estaba en la formación que correspondería si fueran a lanzar un ataque por aquella zona. La conclusión a la que llegué era que, en modo alguno, resultaba posible que los destructores constituyeran un objetivo, en absoluto. Más aún, los ecos del sonar no son válidos en esa clase de condiciones meteorológicas“. [2]

Robert Mc Namara admitió finalmente en el documental sobre su figura, “The Fog of War”, que toda la operación del golfo Tonkin fue el pretexto buscado para poder iniciar la invasión de Vietnam.

El cablegrama enviado por el comandante del Maddox

Entre el material obtenido por Gene Poteat había un cablegrama que fue enviado por el comandante del Maddox el 4 de agosto, en el cual se ponía en seria duda el lanzamiento de torpedos. “Es posible que en muchos de los informes se hayan considerado efectos anormales de las condiciones meteorológicas sobre el radar y exceso de celo de los encargados del sonar, sin posibilidad de observación visual desde el Maddox. Se sugiere una evaluación a fondo antes de proceder a ninguna otra acción” [3]. Para Poteat no había duda de que existía una plan predeterminado, una historia preparada. “Es bastante obvio que el Presidente y McNamara ya habían tomado la decisión de lo que iban a hacer. Querían ir a la guerra. Me quedé de piedra cuando leí el periódico al día siguiente y los ataques aéreos ya habían comenzado. En mi opinión, no hay nada malo en confirmar los datos antes de actuar. Habría sido fácil determinar de manera rotunda si se trataba o no de un ataque en serio, y hacerlo con bastante rapidez“.[4].

Uno de los oficiales de comunicaciones del Maddox, John Bayley, también expresó sus dudas al respecto al incidente. No creía que hubieran estado bajo el fuego de torpederas vietnamitas. “Vi los diarios de a bordo, que decían que había en el agua 43 torpedos. Pero no vi prueba alguna de un ataque“. [5]. En abril de 1999, la Biblioteca LBJ (Lyndon B. Johnson) hizo públicas unas transcripciones telefónicas entre L.B Johnson y el Secretario de Defensa Robert McNamara que exponían sin lugar a dudas cómo Johnson y su Gobierno trataron de engañar al Congreso ocultando las operaciones secretas que se llevaron a cabo con la intención de provocar una reacción vietnamita, un ataque que aún así nunca se produjo.

El 16 de enero de 2006, el ex vicepresidente de EEUU Albert Gore, ofreció un discurso en la reunión de la American Constitution Society y de la Liberty Coalition en la cual reconoció abiertamente el “incidente” como una operación de bandera falsa. En dicho discurso Gore expresó : “Hace poco supimos a través de documentos recientemente desclasificados, luego de cerca de 40 años, que la resolución del Golfo de Tonkín que autorizó la trágica guerra de Vietnam se basaba de hecho en informaciones falsas.” [6]. Gore,  miembro del partido demócrata (el mismo partido que inició la guerra y que por entonces presidía el sureñó Lyndon Johnson), hacia referencia a la desclasificación reciente de un informe de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) que concluía que “esa noche no ocurrió ningún ataque”. [7]

En 2008, el teniente comandante de la Armada Pat Paterson explicó como era “evidente que no se produjo un segundo ataque, pero no tenemos constancia de que Johnson o McNamara -secretario de Defensa- desinformaran intencionadamente”. Por su parte, el New York Times publicó unas grabaciones de Lyndon Johnson realizadas en 1964 donde reconocía que “probablemente no se produjo dicho ataque“. Mas recientemente, Robert Mc Namara admitió finalmente en el documental sobre su figura, “The Fog of War”, que toda la operación del golfo Tonkin fue el pretexto buscado para poder iniciar la invasión de Vietnam pues su “… impresión de haber sido atacados en ese día era equivocada. Eso (el ataque) nunca ocurrió.” [8, 9].

Fuentes

Anexo

  • Ayer por la noche anuncié al pueblo de EE.UU. que el régimen de Vietnam del Norte realizó nuevos ataques contra los buques de guerra estadounidenses que operan en aguas internacionales […].Después de consultar con los líderes de ambos partidos en el Congreso, anuncié la medida de pedir al Congreso una resolución que manifieste la unidad en la decisión por parte de EE.UU. de luchar por la libertad y garantizar la paz en el sudeste asiático.” Discurso sobre la participación de las tropas estadounidenses en la Guerra de Vietnam”. [Lyndon Johnson, agosto de 1964]

Creador de Piratas y Emperadores en 2003. Ingeniero informático creador de la web texacotoxico.org, proyecto a iniciativa de Pablo Fajardo en demanda de reconocimiento e indemnizaciones a los afectados por la grave contaminación provocada por Texaco (Chevron) en Ecuador.

4 Comentarios

  • No es la primera vez que EEUU hace un “montaje” para iniciar un conflicto bélico con la prensa de su parte. R.Hearst y su manipulación del hundimiento del “MAINE” fueron creo el primer ejemplo de como utilizar la prensa en favor de una política pro-belicista. McNamara fue el Alfred Naujocks de EEUU.

  • Es dificil creer que un pais cree una guerra, pero las evidencias lo demuestran. Mas leña para los conspiranoicos.

    ¿En 40 o 50 años leeremos que el atentado a las torres gemelas (9/11), tambien fue un ataque de bandera falsa? el tiempo lo dira…

  • ¿Por qué es difícil creer q se pueda fabricar (o provocar) una guerra? Siempre ha sido así, de hecho Hitler también simulo la invasión a Alemania por parte de Polonia para iniciar la II guerra mundial…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *