Los padres fundadores de EEUU…y de la limpieza étnica moderna (1776)

/ Lecturas: 3408 / Etiquetas: ,
Declaración de Indepencia de EEUU por John Trumbull

Introducción

Durante la guerra entre Inglaterra y Francia (Guerra de los Siete Años, 1756 y 1763), las tribus iroquesas luchaban del bando de los ingleses a cambio de un tratado que les reconociera la propiedad de tierras y derechos comerciales. Derrotados los franceses, los iroqueses vieron cumplidas sus expectativas y fueron recompensados con tierras y derechos para comerciar en lo que hoy es el Estado de Nueva York. Cuando comenzó la guerra de independencia, las tribus iroquesas dieron su apoyo una vez más a los ingleses en contra de los revolucionarios americanos.

George Washington (como general del ejército rebelde) ordenó el 4 de junio de 1779, la invasión del territorio iroqués. La medida fue más allá de un mero conflicto armado convencional y se convirtió en una limpieza étnica expresamente ordenada por George Washington que tuvo claro desde el principio la estrategia contra los indígenas iroqueses. Ordenó que se masacraran tantos indios como fuera posible sin hacer concesiones ni distinciones de edad o sexo. En sus propias palabras, “Es fundamental destruir no sólo a los hombres, sino también sus poblados y plantaciones. Se arrancará todo lo sembrado y se impedirá cualquier nueva plantación o cosecha. Lo que no pueda lograr el plomo, lo harán el hambre y el invierno.” [1]

La extensión gradual de nuestros asentamientos provocará la retirada tanto del lobo como del salvaje; ambos son animales de presa, aunque sean distintas sus formas

“Revolucionarios” americanos y limpieza etnica

Aquellos que sobrevivieron, fueron obligados a servir como esclavos para aquellos colonos más privilegiados. Entre junio y diciembre de 1779, 40 poblados y comunidades iroquesas con sus correspondientes tierras fueron arrasados por los “revolucionarios” siguiendo ordenes de Washington. La estrategia del gobierno federal para con las distintas tríbus norteamericanas fue desde entonces muy similar. Presión continua, reducción a pequeñas áreas (reservas) y posterior expulsión de las mismas para su “integración” en la sociedad.

Cuatro años más tarde George Washington se reafirmaba en sus palabras previas escribiendo como “La extensión gradual de nuestros asentamientos provocará la retirada tanto del lobo como del salvaje; ambos son animales de presa, aunque sean distintas sus formas” [2]. En la misma línea se mostraron posteriormente otros “padres fundadores” como Thomas Jefferson que se quejaba, de como las “tribus atrasadas” de la frontera volverían a “caer en la barbarie y la miseria, verán reducido el número de sus miembros por la guerra y la escased, y nosotros nos veremos obligados a hacer que se alejen, junto con sus bestias de los bosques, hacia las montañas“.[3]

Es fundamental destruir no sólo a los hombres, sino también sus poblados y plantaciones. Se arrancará todo lo sembrado y se impedirá cualquier nueva cosecha. Lo que no pueda lograr el plomo, lo harán el hambre y el invierno.”

La realidad del “glamour” hollywoodiense en la conquista del oeste

El siglo siguiente vería como los sucesores de los “padres fundadores” fueron aún más allá durante la “conquista del oeste”, una conquista que Hollywood dulcificaría posteriormente. La realidad fue que decenas de miles de Cherokees, Chickasaws, Chocktaws, Creeks y Seminolas fueron masacrados o expulsados de sus tierras durante la presidencia de Andrew Jackson, alias “Cuchillo Afilado”.  Mas tarde les llegaría el turno a los Lakota tras encontrarse oro en las montañas Black Hills. De nada les sirvió que tiempo antes se firmara un acuerdo en el que EEUU se comprometía a respetar el territorio indio y evitar la entrada en el mismo de colonos buscadores de oro.

Década a década, los indios de las restantes tribus, Sioux, Arapahoe, Cheyenne, Kiowa, Comanches, Apaches, Navajos, etc se vieron obligados a aceptar los tratados de paz firmados a los que les seguirán continuas violaciones de los mismos terminando finalmente en deportaciones completas que terminaron por cerrar el círculo de la “conquista del oeste” de manos de unas culturas que como decía Hegel eran “física y psíquicamente impotentes“. [4]

Fuentes

Creador de Piratas y Emperadores en 2003. Ingeniero informático creador de la web texacotoxico.org, proyecto a iniciativa de Pablo Fajardo en demanda de reconocimiento e indemnizaciones a los afectados por la grave contaminación provocada por Texaco (Chevron) en Ecuador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *