El origen financiero del imperio británico. La piratería apoyada por el Estado (1580)

/ Lecturas: 6138 / Etiquetas: , , ,
Retrato de Francis Drake

Algunos historiadores han calculado el valor del oro y la plata que capturó el Golden Hind, el galeón comandado por Francis Drake durante sus tiempos como pirata primero y como corsario al servicio de Isabel I de Inglaterra mas tarde. El cálculo en el que se mueven las valoraciones de diferentes autores, se sitúa entre las 300.000 y 1.500.000 de libras. Se trata de una cantidad enorme dinero para la época y para John Maynard Keynes, se puede considerar sin ninguna duda, el origen de la inversión extranjera británica, el origen del mayor imperio mercantil de la historia.

El respetado atlas ‘Cambridge Modern History’, una de las publicaciones inglesas más importantes sobre historia, no hace mención ni referencia a estos factores económicos que más tarde Keynes consideró decisivos para consolidar un reinado y un imperio que estuvo marcado por la inestabilidad y la debilidad interna.

En palabras de John Meynard Keynes. “El botín traído por Drake en el Golden Hind puede considerarse justificadamente como la fuente y el origen de la inversión extranjera británica, el origen del capitalismo británico. La Reina Isabel pagó con esas sumas el total de la deuda extranjera e invirtió parte de los excedentes (alrededor de 42.000 libras) en la Compañía del Levante; básicamente a partir de los beneficios de la Compañía del Levante se formó la Compañía de las Indias Orientales, cuyos beneficios durante los siglos XVII y XVIII fueron los fundamentos principales de las conexiones externas inglesas; y así sucesivamente. Teniendo esto en cuenta, el siguiente cálculo puede divertir a los curiosos. Actualmente (en cifras aproximadas) probablemente nuestras inversiones extranjeras nos rinden alrededor de un 6,5% neto, de lo cual reinvertimos la mitad, digamos 3,25%. Si eso es así en promedio, un cálculo somero de lo que ha estado ocurriendo desde 1580 indica que las 42.000 libras invertidas por Isabel a partir del botín de Drake en 1580 habrían acumulado en 1930 el total aproximado de nuestras inversiones extranjeras actuales, es decir, 4.200 millones de libras. Es decir, 100.000 veces mas que la inversión inicial. Podemos, naturalmente verificar la exactitud de esa cantidad hipotética de acumulación alrededor de 120 años más tarde. Porque al final del siglo XVII las tres grandes empresas mercantiles (la Compañía de India Oriental, la Real Africana y la de la Bahía de Hudson) que representaban el grueso de las inversiones nacionales en el exterior, reunían un capital de unos 2.150.000 de libras esterlinas, y si calculamos en 2.500.000 libras esterlinas el resto de las inversiones similares  en aquella época, éste es el orden de la magnitud de lo que 42.000 libras esterlinas podrían haber crecido al 3,25% en 120 años”. [1]

La mayoría de las importaciones de Inglaterra en aquella época provenían de las capturas de Drake a buques españoles y de actividades relacionadas con la piratería en el Atlántico y el Caribe. Estas actividades fueron financiadas por consorcios y compañías privadas inglesas que buscaban especular mercantilmente con aquellas actividades. El auge de Inglaterra comenzó con el regreso de la primera expedición importante de Drake (el  tercer viaje) en 1573, y se acentuó con las inmensas ganancias de su  segunda expedición que volvió en 1580, mientras que la tercera, efectuada en 1586, no fue tampoco nada despreciable.

Las consecuencias de estas enormes inyecciones de capital tuvieron que ser por lo tanto, decisivas para crear el periodo conocido como “los once años de gran prosperidad” (1575 – 1587).  El respetado atlas ‘Cambridge Modern History’, una de las publicaciones inglesas más importantes sobre historia, no hace mención ni referencia a estos factores económicos que más tarde Keynes consideró decisivos para consolidar un reinado y un imperio que estuvo marcado por la inestabilidad y la debilidad interna.

Fuentes

¿TE GUSTA EL ARTÍCULO?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
1 Votos - Promedio: 1,00 de 5
Cargando…

Creador de Piratas y Emperadores en 2003. Ingeniero informático creador de la web texacotoxico.org, proyecto a iniciativa de Pablo Fajardo en demanda de reconocimiento e indemnizaciones a los afectados por la grave contaminación provocada por Texaco (Chevron) en Ecuador.

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *