El homenaje de Ronald Reagan y Helmut Kohl en el cementerio de Bitburg (1985)

/ Lecturas: 4759 / Etiquetas: , , ,
Ronald Reagan con bandera de fondo

Introducción

Ronald Reagan y Helmut Kohl generaron una gran controversia internacional cuando ambos hicieron una visita al cementerio alemán de Bitburg (Renania-Palatinado) el 5 de mayo de 1985. Reagan y Hohl, homenajearon a cuarenta y ocho antiguos miembros de las Waffen-SS que al terminar la Segunda Guerra Mundial fueron reclutados por el bloque occidental en el marco del programa ‘Paperclip’, un programa de captación de criminales de guerra nazis, incluyendo militares, científicos y espías cuya experiencia se considero vital para ser utilizados contra la URSS en la Guerra Fría. El acto consistió en la colocación de una corona de flores por parte de Ronald Reagan y el Canciller de Alemania, Helmut Kohl (1982 – 1998).

Apagando el incendio

Para tratar de mitigar las grandes protestas que se produjeron, la Casa Blanca emitió un comunicado antes de la visita (el 11 de abril) en el que se declaraba que en el cementerio estaban enterrados también soldados estadounidenses. Posteriormente se comprobó la falsedad de este extremo. Reagan declaró, para mayor polémica, que los soldados alemanes, “fueron victimas, tanto como las de los campos de concentración” (“… were victims, just as surely as the victims in the concentration camps. Sabía todas las cosas malas que habían ocurrido en la guerra. La pena o penitencia que era necesaria ya la ha impartido el que está por encima de todos nosotros. No se trata de un viaje para honrar a nadie. Yo estuve de uniforme durante 4 años.” [1] Cierto es que Reagan vistió el uniforme durante cuatro años pero tan sólo para hacer películas.

La Cámara de Representantes de Estados Unidos incluso aprobó una resolución con una amplísima mayoría (por 390 votos a favor y 26 en contra), en la que se solicitaba al presidente Reagan “reconsiderar” la visita de Estado a Bitburg.

Criminales de guerra homenajeados

La Cámara de Representantes de Estados Unidos incluso aprobó una resolución con una amplísima mayoría (por 390 votos a favor y 26 en contra), en la que se solicitaba al presidente Reagan “reconsiderar” la visita de Estado a Bitburg. Las investigaciones periodísticas sacaron a la luz, la más que probable responsabilidad de los allí enterrados tanto en la matanza de civiles de la localidad francesa de Oradour (642 habitantes fueron asesinados metódicamente quemándolos en diferentes graneros y en una iglesia) así como en el asesinato de 80 prisioneros de guerra estadounidenses en Malmedy. También se cree que parte de ellos participaron en otros actos criminales en diversas puntos del frente ruso, como Minsk.

El democristiano de tendencias nacionalistas Alfred Dregger, jefe del grupo parlamentario de la CDU/CSU en el Bundestag (Parlamento federal), dijo en una entrevista: “La discusión sobre los muertos debería acabarse pronto. Los muertos se escapan ya a la justicia terrenal y sobre ellos decide una instancia más alta, según su propia medida, que probablemente no preguntará a qué nación, ejército o arma pertenecieron, sino qué hicieron. Ante los muertos y sus jueces divinos, los vivientes sólo podemos inclinarnos, y ante las tumbas debe acabar el odio” [2].

La mayoría de las fuentes señalan que más de 4.000 criminales de guerra nazis comenzaron a trabajar para el gobierno estadounidense y el Pentágono desde 1945 sin que la sociedad estadounidense llegara a tener ningún conocimiento de ello hasta varias décadas después.

Fuentes

¿TE GUSTA EL ARTÍCULO?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
0 Votos - Promedio: 0,00 de 5
Cargando…

Creador de Piratas y Emperadores en 2003. Ingeniero informático creador de la web texacotoxico.org, proyecto a iniciativa de Pablo Fajardo en demanda de reconocimiento e indemnizaciones a los afectados por la grave contaminación provocada por Texaco (Chevron) en Ecuador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *