Timor oriental, un genocidio ignorado y apoyado por Europa y EEUU (1975)

/ Lecturas: 11815 / Etiquetas: , , ,
Gerald Ford y Henry Kissinger en la Casa Blanca

Introducción

La invasión de Timor oriental (o Timor Leste) por Indonesia el 7 de diciembre de 1975 y el conflicto armado posterior no sólo no fue nunca criticado desde Europa o EEUU sino que dicho conflicto fue apoyado militarmente con la venta de grandes cantidades de armamento. Tanto Gerald Ford (que visitó Indonesia de forma oficial el 6 de diciembre de 1975) como Jimmy Carter, dieron apoyo político y militar a la Indonesia del general Suharto.

Una conversación para acordar un genocidio

En julio de 1975, Portugal a resultas de la Revolución de los Claveles, comenzó a abandonar sus antiguas colonias, entre ellas la propia Timor Oriental sobre la que Indonesia no tenía ningún derecho territorial. Previamente al inicio de la invasión militar, Gerald Ford, Henry Kissinger y el general Suharto tuvieron una conversación que se filtró a la prensa y que evidencia el conocimiento que tenía la Administración Ford sobre la invasión. [1]

  • Suharto: We want your understanding if we seem it necessary to take rapid or drastic action.
  • Gerald Ford: We will understand and will not press you on the issue. We understand the problem you have and the intentions you have.
  • Henry Kissinger: You appreciate that the use of U.S.-made arms could create problems.
  • Gerald Ford: We could have technical and legal problems. You are familiar, Mr. President, with the problems we had on Cyprus, although this situation is different.
  • Henry Kissinger: It depends on how we construe it — whether it is in self-defense or is a foreign operation. It is important that whatever you do succeeds quickly. We would be able to influence the reaction in America if whatever happens happens after we return. This way there would be less chance of people talking in an unauthorized way. The President will be back on Monday at 2:00 PM Jakarta time. We understand your problem and the need to move quickly, but I am only saying that it would be better if it were done after we returned.
  • Gerald Ford: It would be more authoritative if we can do it in person.
  • Henry Kissinger: Whatever you do, however, we will try to handle in the best way possible.
  • Gerald Ford: We recognize that you have a time factor. We have merely expressed our view from our particular point of view. [A]

EEUU deseaba que los acontecimientos se desarrollaran tal cual se produjeron y se encargó de que así fuera. El Departamento de Estado se propuso frustrar la efectividad de cualquier medida proveniente de las Naciones Unidas. Tal fue la misión que se me encomendó y la he llevado a cabo con un alto grado de eficacia.”. Daniel Patrick Moynihan, senador liberal por el estado de Nueva York y embajador en la ONU.

La anexión ilegal de Timor apoyada por EEUU

El 17 de julio de 1976, Indonesia se anexionó Timor Oriental como su 27º provincia. La ONU no reconoció el movimiento de Suharto pero tampoco se tomaba ninguna medida efectiva de presión ya que Indonesia tenía completo apoyo estadounidense. Además, Australia estaba interesada en explotar los yacimientos de petróleo existentes en la región, al menos así lo aseguró el embajador australiano Richard Woolcott en sus memorias filtradas a la prensa. Woolcott recomendaba la vía “pragmática” del “realismo de Kissinger” para obtener así un trato privilegiado sobre la explotación de las reservas de petróleo para las compañías australianas. Daniel Patrick Moynihan, senador liberal por Nueva York y embajador de las Naciones Unidas, escribió en sus memorias en 1978 cual era la posición de EEUU con respecto a Timor Oriental en el Consejo de Seguridad de la ONU. “EEUU deseaba que los acontecimientos se desarrollaran tal cual se produjeron y se encargó de que así fuera. El Departamento de Estado se propuso frustrar la efectividad de cualquier medida proveniente de las Naciones Unidas. Tal fue la misión que se me encomendó y la he llevado a cabo con un alto grado de eficacia.” [2]. Moynihan reconoció como en unos meses se había asesinado a 60.000 timorenses sobre una población de unos pocos centenares de miles.

Apoyando a los genocidas

Teniendo en cuenta la población total de Timor y el porcentaje de muertos, algunos en condiciones espantosas, la ocupación de Timor bien podría calificarse de genocidio pues tenía además de un fin militar, matar de hambre a la población mientras existiera actividad guerrillera e integrar indonesios entre la población autóctona. La ocupación de Timor Oriental se extendería hasta el año 2002 y se estima que entre 100.000 y 200.00 timorenses murieron en los primeros años de la invasión, muchos a consecuencia de enfermedades y el hambre provocado deliberadamente por el ejército indonesio para combatir a las guerrillas. Timor Oriental nunca ocupó una portada y rara vez ocupo una columna en los medios occidentales.

Jimmy Carter aprobó la venta de grandes cantidades de armamento a Indonesia de forma que esta pudiera continuar la guerra aún cuando era de conocimiento publico que el tratado bilateral entre EEUU e Indonesia establecía que las armas solo podrían utilizarse con “fines exclusivamente defensivos”.

Poco tiempo después de acceder al cargo, Jimmy Carter aprobó la venta de grandes cantidades de armamento a Indonesia de forma que esta pudiera continuar la guerra aún cuando era de conocimiento publico que el tratado bilateral entre EEUU e Indonesia establecía que las armas solo podrían utilizarse con “fines exclusivamente defensivos”. Indonesia utilizó el armamento moderno proporcionado por EEUU así como todo tipo de asistencia técnica con fines naturalmente ofensivos pero el hecho no generó indignación. Modernos reactores fueron utilizados para arrojar napalm en tal cantidad que destruyó buena parte de la masa forestal de la isla en el marco de una estrategia que buscaba  evitar que esta proporcionara refugio a los guerrilleros. La venta de armas fue también secundada posteriormente por Francia y Gran Bretaña así como por otros países.

Entre las tropas indonesias se encontraban las temibles fuerzas de élite Kopassus (entrenadas por fuerzas especiales estadounidenses a semejanza de los Boinas Verdes) cuyos miembros están considerados como asesinos sin escrúpulos que “no se limitan a perseguir a las personas más radicalmente independentistas, sino también a los moderados, a las personas que tienen influencia en su comunidad”. [3]. Año después de la invasión, la masacres continuaban y la situación se agravó aún más por el hambre provocado por el ejército indonesio. La mayor preocupación de la prensa a finales de los 70 en la región era el final del “imperio” colonial portugués y para 1978 el conflicto desapareció totalmente de los pocos medios que se habían hecho eco de él.

En diciembre de 1996 , Jose Ramos-Horta y Bishop Carlos Belo, dos de los líderes políticos timorenses exiliados, recibieron el nobel de la Paz y un par de años después, el 21 de mayo de 1998, Suharto fue forzado a dimitir en medio de un enorme escándalo de corrupción. Indonesia finalmente cedió a las presiones y permitió la celebración de un referéndum en agosto de 1999.

Australia y el interés por el petróleo de Timor

En 1989, Australia firmó un tratado con Indonesia para explotar los yacimientos petrolíferos de la “provincia de Timor oriental”. El acuerdo no fue ni siquiera congelado cuando el ejercito indonesio asesinó al menos a 100 timorenses el 12 de noviembre de 1991 en el cementerio de Santa Cruz durante la conmemoración de un asesinato cometido por el ejército. Del acontecimiento se recogieron imágenes que no dejan lugar a dudas sobre la brutalidad empleada por el ejército indonesio contra civiles pacíficos y desarmados en mero funeral. En diciembre de 1996 , Jose Ramos-Horta y Bishop Carlos Belo, dos de los líderes políticos timorenses exiliados, recibieron el nobel de la Paz y un par de años después, el 21 de mayo de 1998, Suharto fue forzado a dimitir en medio de un enorme escándalo de corrupción siendo reemplazado por B.J. Habibie. Xanana Gusmao, otro de los legendarios lideres de Timor, fue trasladado tras 7 años de detención a su casa quedando bajo arresto domiciliario. Indonesia permitió la celebración de un referéndum en agosto de 1999 en el cual, los timorenses pudieron decidir entre la “autonomía” o la independencia.

Kopassus y la brutal ocupación indonesia

Indonesia mantuvo sus tropas de ocupación que siguieron siendo utilizadas para formar y apoyar a los escuadrones de la muerte encargados de aterrorizar a la población para forzarla a votar contra la independencia. Una de las acciones ejecutadas por fuerzas paramilitares pro indonesias, tuvo lugar el 17 de abril cuando las milicias asesinaron a 21 personas en diferentes ataques. Este tipo de ataques fueron muy frecuentes durante todo el periodo previo al referéndum. Las milicias paramilitares estaban dirigidas y coordinadas por Kopassus, las fuerzas especiales indonesias”legendarias por su crueldad “ según Benedict Anderson, un destacado intelectual indonesio. Para Anderson, Kopassus “se ha convertido en pionero y ejemplo de todo tipo de atrocidades” en Timor, algunas de las cuales consisten en violaciones, torturas, ejecuciones, desapariciones y organización de bandas de delincuentes. David Jenkins por su parte, habla de Kopassus como “fuerzas especiales de choque que recibieron entrenamiento regular con fuerzas estadounidenses y australianas hasta que su comportamiento se convirtió en una molestia para sus amigos extranjeros”. Kopassus, continua “sigue tan activo como siempre en Timor Oriental. Muchos de esos miembros del ejército asistieron a cursos en EEUU del IMET, ahora suspendido“. [4]

Kopassus “se ha convertido en pionero y ejemplo de todo tipo de atrocidades” en Timor, algunas de las cuales consisten en violaciones, torturas, ejecuciones, desapariciones y organización de bandas de delincuentes. David Jenkins, habla de Kopassus como “fuerzas especiales de choque que recibieron entrenamiento regular con fuerzas estadounidenses y australianas hasta que su comportamiento se convirtió en una molestia para sus amigos extranjeros”. Kopassus, continua “sigue tan activo como siempre en Timor Oriental. Muchos de esos miembros del ejército asistieron a cursos en EEUU del IMET, ahora suspendido“.

Llega la independencia pero no se terminan los problemas

El 30 de agosto de 1999 más del 90 por ciento de la población de Timor votó con el patrocinio de la ONU en el referéndum. El 78,5 por ciento de la población votó por la independencia lo cual desató una serie de brutales acciones ejecutadas por paramilitares indonesios que continuaron siendo protegidos y apoyados por Indonesia. El 12 de Septiembre, un fuerza internacional de paz entra en Timor y el 20 de septiembre, los primeros 7.500 soldados de las Naciones Unidas llegan a Dili. Un mes después, el 20 de octubre, el parlamento indonesio acepta abandonar Timor Oriental y se establece la Administración para la Transición de Timor Oriental de las Naciones Unidas como medio para apoyar el proceso de independencia, la celebración de las primeras elecciones y la formación de las instituciones del país. El 30 de agosto los timorenses votan la formación de la futura Asamblea. El FRETILIN, uno de los movimientos político – militares resistentes mas importantes, se proclama vencedor obteniendo 55 escaños de 80 posibles. El 20 de septiembre, Mari Alkatiri líder del Fretilin, es nombrado Primer Ministro y un mes mas tarde, el 22 de octubre, la Asamblea de Timor Oriental pide a la ONU la completa independencia del país para el 20 de mayo de 2002. El 22 de marzo 2002  se aprueba la Constitución y el 14 de abril los timorenses Xanana Gusmao ganan las elecciones a la presidencia del país obteniendo el 83% de los votos.

Finalmente, el 20 de mayo de 2002, Timor oriental obtiene la independencia oficial. A la ceremonia acudieron 10 jefes de Estado y más de 600 delegados de 92 naciones. Desde entonces, el camino de Timor oriental no ha sido fácil debido a la continua desestabilzación interna. Dos graves crisis internas incluyendo la continua actividad de paramilitares indonesios continuaron enturbiando la vida política normal del país.

Fuentes

¿TE GUSTA EL ARTÍCULO?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
2 Votos - Promedio: 5,00 de 5
Cargando…

Creador de Piratas y Emperadores en 2003. Ingeniero informático creador de la web texacotoxico.org, proyecto a iniciativa de Pablo Fajardo en demanda de reconocimiento e indemnizaciones a los afectados por la grave contaminación provocada por Texaco (Chevron) en Ecuador.

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *