Uranio empobrecido (DU), un arma de destrucción masiva legal y silenciosa (1943)

/ Lecturas: 1833 / Etiquetas: , , , , , ,
A-10 Warthog

Un arma de destrucción masiva legal

Una de las consecuencias que más dolorosamente ha afectado y esta afectando a las poblaciones que han sufrido las intervenciones militares de Afganistán, Iraq, Kosovo o Serbia entre otras, es sin duda la del uranio empobrecido. El uranio empobrecido o DU procede de los desechos radioactivos del combustible nuclear utilizado en las centrales nucleares y es un componente perfecto para ser utilizado en las municiones debido a que su gran densidad permite atravesar los blindajes más resistentes “como una cuchilla corta la mantequilla”. El uso del DU es además la forma más barata de deshacerse de tales residuos.

El uranio empobrecido fue propuesto como armamento en el proyecto Manhattan (bomba atómica estadounidense). Hay un memorando fechado el 30 de octubre de 1943 dirigido al general Lesley Groves, director del proyecto. En 1943, cuando ellos lo propusieron por primera vez, no sabían si las bombas atómicas que iban a tirar dos años después en Japón funcionarían. Esa fue la primera vez que se les ocurrió utilizar basura nuclear radioactiva. Aunque no fue hasta 1974 cuando empiezan a fabricarlas y a hacer pruebas. Hoy 29 países tienen armas con uranio empobrecido en sus arsenales militares. Cuando has estado expuesto a radiación, el daño que sufre tu ADN, pasa a través de 40.000 generaciones, así que el daño causado por la radiación es para siempre “ [1]

El uranio empobrecido o DU procede de los desechos radioactivos del combustible nuclear utilizado en las centrales nucleares. Es perfecto para ser utilizado en las municiones debido a su gran densidad. El uso del DU supone una forma muy barata de deshacerse de tales residuos.

Uno de los hechos más inquietantes que plantea el uranio empobrecido es que cuando impacta una munición de este tipo, el uranio contenido en el cartucho se desintegra en fragmentos microscópicos y submicroscopicos contaminando el entorno o quedando suspendido en el aire y pudiendo ser transportado por el viento a grandes distancias. Estas partículas pueden introducirse en el organismo humano a través del aparato respiratorio y adherirse a los órganos internos del cuerpo provocando todo tipo de cánceres, intensos dolores de cabeza, musculares y abdominales, vértigo, problemas respiratorios, enfermedades cardiovasculares, tumores cerebrales, invalidez, malformaciones genéticas e incluso puede provocar la muerte.

El uso consciente y masivo de armas prohibidas

Todos estos hechos han sido ampliamente documentados e incluso reconocidos por autoridades políticas y militares. El Pentágono, según Doug Rokke (director del Proyecto sobre Uranio Empobrecido del Pentágono durante diez años), conoce desde hace tiempo los devastadores efectos secundarios de estas armas e incluso solicitó reducir los niveles de radiación en la munición. “Westley Clark, el último comandante de la OTAN, … , dio la orden a los aviones de la OTAN de usar armamento con uranio empobrecido en los Balcanes. ¡Él lo aprobó!. Y después de hacerlo se negó a identificar donde se había usado. Se negó a decirle a la ONU donde se había usado, se negó a aportar cuidados médicos y a continuado haciéndolo hasta hoy. En la II Guerra del Golfo la “British Royal Society for the Use of Uranium Ammunition” estimó que se utilizaron aproximadamente 2000 toneladas de uranio empobrecido, además nosotros estimamos 1000 toneladas en Afganistán. 2000 toneladas de armas hechas con uranio. ¡Nunca antes se había utilizado algo así en el mundo! Tuvimos que aprender muy rápido pero debido a nuestra experiencia no fue muy difícil entender. Al acabar la campaña terrestre fui designado de nuevo con la responsabilidad de limpiar las armas con uranio empobrecido. Cuando llegamos al campo de batalla, sólo hay tres palabras para describir lo que vimos, ¡oh Dios mio!. La contaminación estaba muy extendida y las heridas también, no habían tomado precauciones ni para disponer de cuidados médicos ni para limpiar el medio ambiente ni para asegurar las áreas contaminadas. Entre la primera y la segunda guerra desarrollamos el programa de limpieza y desinfección y lo que descubrimos para el Departamento de Defensa y la OTAN fue que no se puede limpiar y que no hay manera de proteger el sistema respiratorio ni la piel después de estar expuesto. Sabemos que los soldados van a enfermar porque en 1992, cuando el Departamento de Defensa de EEUU nos pidió hacer el estudio de política medioambiental de la Armada, nos pidieron buscar formulas para reducir la toxicidad del uranio empobrecido. Si nos dan ordenes para recudir la toxicidad es porque saben que es tóxico. Y todas las investigaciones realizadas y las evidencias que he recabado verifican que es tóxico.” [2]

Un coronel del ejército de EEUU admitió que en Iraq se utilizó la espeluznante cantidad de 500 toneladas de uranio empobrecido durante la invasión de 2003.

El uranio empobrecido entra sin lugar a dudas dentro de la definición de “arma prohibida” que estableció la Convención de La Haya de 1907. En La Haya se estableció la prohibición del uso de cualquier “tóxico o armas tóxicas“, no obstante tanto EEUU como los países europeos integrados en la OTAN que firmaron la Convención lo han venido violando sistemáticamente y actualmente se encuentra en los arsenales de los principales países de la Alianza Atlántica.

Armas prohibidas por la propia legislación estadounidense

El Código Federal estadounidense prohíbe el uso de este tipo de armas argumentando que “El término ‘arma de destrucción masiva’ implica cualquier arma o mecanismo con el que se pretenda o se pueda causar la muerte o heridas de gravedad a un número significativo de personas mediante la liberación, la diseminación o el impacto de: a) productos químicos tóxicos o venenosos o sus derivados, b) un organismo nocivo y c) radiación o radioactividad” (Título 50, Capítulo 40, Sección 2302). La OMS, sin citar al uranio empobrecido, afirmó que las cifras globales de cáncer aumentarían en un 50% para 2020. [3].

Un coronel del ejército de EEUU admitió que en Iraq se utilizó la espeluznante cantidad de 500 toneladas de uranio empobrecido durante la invasión de 2003. Jay Shaft, director de ‘Coalition For Free Thought In Media’, ha verificado su identidad e información que en general considera “precisa”. El militar pidió permanecer en el anonimato por razones obvias.

  • Entrevistador: ¿Sabe qué cantidad de uranio empobrecido acaba de ser empleado en Iraq y qué tipo de munición se utilizó?
  • Coronel: Sí, sé que al menos 500 toneladas de municiones de uranio empobrecido fueron utilizadas por las fuerzas de la coalición. También sé que muchas ciudades fueron duramente bombardeadas con munición de uranio empobrecido.
  • Entrevistador: ¿500 toneladas? ¿Está usted completamente seguro?
  • Coronel: Absolutamente seguro. Sé que fue un poco más de 500 toneladas, pero puede redondear las cifras hacia el centenar de toneladas más próximo [se ríe].
  • Entrevistador: ¿Y respecto a las ciudades?, ¿utilizaron ustedes deliberadamente uranio empobrecido en ellas?
  • Coronel: Digamos que no hicimos todo lo posible por evitar utilizar uranio empobrecido en las ciudades o en zonas densamente pobladas. Sé que yo seleccioné algunos perforadores de uranio empobrecido porque tienen un gran poder de penetración. Utilicé armas de uranio empobrecido exclusivamente sobre algunos objetivos para asegurar un máximo de daño a esos objetivos. Lo que se pretende no es dañar sólo a medias algunos objetivos, sino causar el máximo daño.
  • Entrevistador: Un momento… no sabía que los perforadores llevaran uranio empobrecido. ¿Cómo lo sabe usted?.
  • Coronel: Bueno…, las especificaciones acerca de los perforadores son alto secreto, así que buena [investigación] y buena suerte. Para responder a su pregunta, le haré yo una: ¿cómo cree que con una bomba se puede penetrar en un bunker reforzado con acero? Tiene que tener uranio empobrecido en la ojiva o en alguna parte, si no es imposible penetrar en un objetivo enterrado bajo tierra.
  • Entrevistador: Entiendo lo que quiere decir. Bien, ¿puede decirme cuáles de los perforadores tienen ojivas de uranio empobrecido?
  • Coronel: Bueno… [larga pausa]. Creo que le diré uno y lo dejaré ahí. A la bomba guiada G.B.U.-28 BLU 113B 5000 se le puede acoplar una ojiva de uranio empobrecido y puede ser lanzada. No se trata sólo de la ojiva de uranio empobrecido; las utilizan también con ojivas convencionales que no son de uranio empobrecido. Si vio la televisión y las vio cuando alcanzaban un objetivo, es sencillo saber cuáles son de uranio empobrecido: si vio todos esos pequeños fuegos secundarios ardiendo en el momento de la explosión, se trataba de uranio empobrecido ardiendo. Arde con una llama naranja blanquecina; casi parecen fuegos artificiales.
  • Entrevistador: ¿Hay otros perforadores que lleven ojivas de uranio empobrecido?
  • Coronel: Creo que no voy a responder a esta pregunta; ya he hablado demasiado. Siguiente pregunta.
  • Entrevistador: Quisiera saber qué esconde entre bastidores el Pentágono en relación al uranio empobrecido.
  • Coronel: Bien….[larga pausa, seguida de una fuerte blasfemia]. De acuerdo, le revelaré algún trapo sucio, si eso es lo que quiere. El Pentágono sabe que existen graves riesgos para la salud asociados al uranio empobrecido. Lo saben tras años de controlar nuestros propios campos de pruebas y centros de fabricación.
  • Entrevistador: Entonces, ¿son ciertos los rumores de que saben que el uranio empobrecido es perjudicial?
  • Coronel: Sí, no hay duda de que la mayor parte de los comandantes de alto nivel que andaban por ahí en los ochenta lo sabían.
  • Entrevistador: Entonces, ¿qué le parece el hecho que ustedes hayan expuesto a sus propios hombres al uranio empobrecido?
  • Coronel: ¡A la mierda! ¿Qué sabe usted de mi trabajo? Hice lo que tenía que hacer para eliminar los objetivos que me habían impuesto. Si se tenía que usar uranio empobrecido, entonces yo lo incluía en mis informes. En realidad, yo no hago ya ningún disparo; trabajo a distancia en un despacho. [4]

El peligro de la normalización en el uso de uranio empobrecido

Desde el colapso de la URSS, el uranio empobrecido se ha utilizado en diversos conflictos e intervenciones militares. El primero de ellos (conocido y admitido) fue la Guerra del Golfo (1991) en la que se realizaron no menos de 110.000 ataques aéreos utilizándose más de 950.000 proyectiles que dejaron sobre el terreno alrededor de 300 toneladas de uranio empobrecido. Ello supone un cantidad de material radioactivo liberado en el entorno equivalente a 400.000 bombas atómicas como las lanzadas en Nagaskaki. En 1995, Bosnia Herzegovina sufrió ataques con este mismo tipo de munición, ataques de los que no existen cifras sobre cantidades totales utilizadas principalmente en un suburbio de Sarajevo pero también en otras localidades como Blazuj y Vogosce. Cuatro años después, esta vez en Kosovo, la OTAN utilizó más de 31.000 proyectiles con el resultado de 9 toneladas métricas que quedaron en el terreno. Según la televisión alemana, es muy probable que se utilizara también plutonio. En octubre de 2001 en Afganistán, durante la operación “Libertad duradera”, se utilizaron también este tipo de proyectiles sin cifras contrastadas a la vista así como durante la invasión de Irak en 2003 y muy probablemente en operaciones posteriores contra la insurgencia (caso de Faluja por ejemplo). [5].

La Guerra del Golfo (1991) dejó sobre el terreno alrededor de 300 toneladas de uranio empobrecido y en Kosovo la OTAN descargó 9 toneladas métricas. No hay cifras sobre las cantidades de uranio empobrecido utilizadas en Bosnia durante la intervención de 1995. .

Los estudios de la reconocida científica Leurent Moret han puesto de relieve la catástrofe que supone liberar tanto uranio empobrecido al medio ambiente, al cual denomina “el caballo de Troya” de la era nuclear pues sigue afectando constantemente a las poblaciones y no hay forma de eliminarlo. “Mientras se desintegra, sigue emitiendo más radiación. Cuando el uranio empobrecido se utilizó como arma en la guerra, como ha hecho EE.UU. cuatro veces (sigue haciéndolo en Iraq y Afganistán y pretende seguir haciéndolo), convirtió en real la máquina imaginaria Doomsday de Stanley Kubrick (en su película de 1964, Dr. Strangelove)“. [6] Por si fuera poco, las municiones de uranio empobrecido también contienen berilio, metal también altamente tóxico que provoca cáncer y beriliosis, un tipo de enfermedad pulmonar. Teniendo en cuenta las cantidades que se han liberado al medio ambiente, que estas no se pueden limpiar y que permanecerán activas durante al menos 4500 millones de años, el panorama es desolador, especialmente para aquellas poblaciones que se han visto directamente afectadas por el uranio empobrecido y cuyas tragedias nunca han llegado a la prensa, la televisión o la radio manteniéndose un silencio absoluto sobre los peligros de esta arma de destrucción masiva.

España. Uranio empobrecido vs bombas de racimo

En julio de 2008, la ministra de Defensa española, Carmen Chacón, en el marco del programa para la eliminación de las bombas de racimo, comento que estas últimas son una “pena de muerte sin sentencia” [7]. Chacón aprovechó la oportunidad para felicitarse por estar “a la cabeza de la eliminación completa de bombas de racimo“. El antiguo presidente del Congreso, José Bono, negó en 2005 la existencia de este tipo de munición cuando era ministro de Defensa, sin embargo en una proposición no de ley sobre la prohibición de maniobras en Aragón se afirmó que “hay acuerdos de la OTAN que exigen esa utilización en las maniobras, y, por lo tanto, eso es normal y debe ser así considerado. Hay, según una publicación de ámbito estatal, evidencias fotográficas de su uso en el campo de tiro y maniobras de San Gregorio, en Zaragoza, y, desde luego, la propia Revista Española de Defensa ha hecho público que el ejército español cuenta con estas municiones y se habla, además, de cinco mil obuses con uranio empobrecido y de que estos obuses se han probado -por lo menos, la referencia está del año noventa y tres- en el campo de tiro de San Gregorio; por lo tanto, aquí al lado se han estado utilizando este tipo de obuses de uranio empobrecido.” [8]

Nuestra ciudad esta contaminada, todo, la tierra, el agua, el aire, la comida … En 2002 se produce un incremento de 7 veces en la incidencia de casos de cáncer y también en el incremento en las malformaciones congénitas. La vida del uranio empobrecido es de 4500 millones de años , yo creo que en el futuro va a ser mas devastador y miserable el efecto en nosotros, supongo que habra un incremento en los casos de cáncer y malformaciones incluso conmigo, no que va a ocurrir en el futuro …” [9]

Fuentes

  • [1] Leurent Moret, geocientifica, trabajo en Berkeley Lawrence Laboratory y en el Livermore Nuclear Weapon Laboratory. Extracto del documental ‘Bagdad Rap’, de Arturo Cisneros.
  • [2] Dou Rokke, doctorado en física y tecnología. Responsable de identificar, recoger, limpiar y asegurar el equipamiento contaminado por el uranio empobrecido en la primera guerra del golfo. En febrero de 1991, durante la guerra del Golfo, se encontraba al frente de un equipo médico encargado de limpiar de vehículos contaminados la famosa “autopista de la muerte” que une Basora con Bagdad, donde se dispararon casi un millón de proyectiles de uranio.
  • [3] Uranio empobrecido: una amenaza escondida y un desastre mundial. Stephen Lendman. GlobalResearch.ca. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=27646
  • [4] Entrevista de Jay Shaft. Difundido en www.mindfully.org. 28 de mayo de 2003. CSCAweb (www.nodo50.org/csca). 26 de mayo de 2003. Coalition for Free Thought in Media, 5 de mayo de 2003. Traducción: Beatriz Morales, CSCAweb (www.nodo50.org/csca). http://www.nodo50.org/csca/uranio/dossier-ue_28-08-03.html
  • [5] Uranio empobrecido: Preguntas y respuestas. Emiliano G. Peces. http://www.mundoarabe.org/uranio.htm
  • [6] Uranio empobrecido: una amenaza escondida y un desastre mundial. Stephen Lendman. GlobalResearch.ca
  • [7] España dejará de fabricar bombas de racimo. El Pais. http://elpais.com/elpais/2008/07/08/actualidad/1215505026_850215.html
  • [8] Proposición no de ley núm. 57/01, sobre prohibición de maniobras en Aragón hasta que se constate la prohibición en ellas del uso de munición tratada con uranio empobrecido y otros elementos radiactivos. http://bases.cortesaragon.es/bases%5Cdisca2.nsf/(ID)/85BEE257CFF7C35CC1256B41005513D1?OpenDocument
  • [9] Doctora Genan Hassan, colegio de médicos universidad de Basora, pediatra del hospital infantil de Basora
    Enfermedades no diagnosticadas y guerra radiológica. Asaf Durakovic
  • Depleted uranium. Ethics of the silver bullet.  Iliya Pesich. http://www.mindfully.org/Nucs/2005/Depleted-Uranium-Ethics9may05.htm
  • Imagen de portada. Imagen de portada. Un A-10 con contenedor ECM, contenedor LAU-10 (4 cohetes Zuni), 2 misiles AGM-65 Maverick, 4 bombas no guiadas, y 2 misiles AIM-9 Sidewinder. http://tinyurl.com/oe5mlqy

Creador de Piratas y Emperadores en 2003. Ingeniero informático creador de la web texacotoxico.org, proyecto a iniciativa de Pablo Fajardo en demanda de reconocimiento e indemnizaciones a los afectados por la grave contaminación provocada por Texaco (Chevron) en Ecuador.

1 Comentarios

  • ups pues somos unicamente nosotros los seres humanos.. los unicos responsables de la destruccion de nuestro planeta .y pensar que somos los mas rasonables de todos los seres vivos .Pues entonces como esplicar esto. Dios mio estamos serca del fin del mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *