Reportajes

El laberinto del Kurdistán. Breve historia de los diversos ‘kurdistanes’ (1920)

Comentarios: 0
Mapa del Kurdistán

Introducción

El Kurdistán es una región situada en una encrucijada geoestratégica entre Oriente y Occidente, un lugar de largas disputas y zona de paso de innumerables ejércitos e imperios a lo largo de los siglos. El conflicto que vive la región y que se inició hace casi un siglo, continúa desarrollándose de forma significativa en la zona más oriental de Turquía, no obstante, existen otros "kurdistanes" que se encuentran enclavados en los territorios de otros países como Iraq (norte), Irán (oeste), Armenia y Siria (nordeste).

En los dos primeros se han producido ciclos de conflictos periódicos de enfrentamientos y tensiones más o menos graves mientras que en Siria, los kurdos han disfrutado de una relativa calma y cierto reconocimiento. A día de hoy, la actividad militar de combate contra el estado central se mantiene en el Kurdistán turco en el marco de un clima constante de mutua desconfianza y operaciones militares periódicas.

Tras el fin de la Primera Guerra Mundial y la firma del armisticio, Turquía debería haber cedido grandes partes de Anatolia oriental, sin embargo a pesar de que el Tratado de Sevres había sido aceptado por el último Sultán otomano y por el gobierno turco, un grupo de nacionalistas liderados por Mustafa Kemal Ataturk, tomaron el poder y se negaron a ratificarlo.

El origen del conflicto del Kurdistán es el resultado de las ambiciones de los imperios europeos de la época y los nuevos Estados nación manufacturados ex profeso en la región, cuyas fronteras se fueron componiendo poco a poco en virtud de pactos secretos y alianzas de conveniencia. El imperio británico y Francia dividieron la región entre suníes y chiíes tras el colapso del imperio otomano pero no de la forma en que se había negociado previamente con los propios árabes, sino de una forma que no cumplió las expectativas tanto de la mayoría de árabes como de kurdos o cristianos.

Los intereses geopolíticos imperialistas de las naciones europeas occidentales fueron los principales criterios que prevalecieron en las políticas para el establecimiento de fronteras, reinos y gobernantes "amigos" de la "metrópoli" tanto por franceses como británicos. Lo cierto es que el Kurdistán debería haber accedido a la independencia en virtud del Tratado de Sevres (10 de agosto de 1920) firmado entre Turquía, Francia y Gran Bretaña.

Para seguir leyendo, hazte Premium
¿Ya eres Premium? Inicia sesión

Suscripción anual

Accede a todos nuestros artículos (nuevos y antiguos) por tan solo 9,90€ al mes.

Puedes pagar con PayPal sin tener cuenta

Comprar este artículo

La compra de este artículo permite el acceso a su lectura para siempre.

Puedes pagar con PayPal sin tener cuenta

Álvaro Peredo

Creador de Piratas y Emperadores en 2003 por puro interés en aprender y conocer mejor la Historia y la actualidad / geopolítica. Ingeniero informático desde 2001, fundador de la agencia Galerna Estudio. Desde siempre aficionado a las ciencias y en especial a la astronomía. Seguidor de la máxima de Carl Sagan, “Afirmaciones extraordinarias, exigen pruebas extraordinarias”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via
error: Contenido protegido

Boletín de novedades

Suscríbete y recibe en tu correo los nuevos contenidos.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Boletín de novedades

Suscríbete y recibe en tu correo los nuevos contenidos.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Comparte este artículo