Abdul Sattar Edhi, la auténtica caridad que no tuvo la Madre Teresa de Calcuta (2016)

/ Lecturas: 2305 / Etiquetas: ,
Abdul Sattar Edhi

Introducción

A mediados de 2016, uno de los individuos más extraordinarios de Pakistán y de nuestro tiempo, Abdul Sattar Edhi (1928 – 2016), moría en medio de un clamoroso silencio mediático internacional bastante clarificador, un silencio prueba de que rara vez se hace justicia a la gran mayoría de personas que se hacen merecedoras de tales honores en vida. La vida y muerte de Edhi pasó prácticamente inadvertida para una gran parte de la prensa internacional a pesar de la hazaña que su constante determinación le llevó a conseguir, una hazaña por la que ha sido considerado “la persona que ha ayudado a más gente que cualquier otra de la historia“.

La mayor fundación caritativa construída de la nada

Puede parecer a priori exagerado pero Abdul Sattar Edhi creó una Fundación caritativa que partiendo de la nada, desarrolló una red de servicios sociales y sanitarios que hoy se compone de 1.500 ambulancias, servicios de emergencia 24 horas, albergues, orfanatos y bancos de sangre. Todo ello en un país interetnico extremadamente inestable en lo político, superpoblado, sin algunos de los servicios más elementales y donde han muerto en los últimos 10 años varios miles civiles inocentes y cientos más han quedado gravemente afectados por la política militar exterior del premio Nóbel” de la paz Barack ‘Drone’ Obama. La Fundación Edhi se hace cargo a día de hoy de servicios sociales básicos que el propio Estado no presta mientras es capaz de llegar a lugares donde el Estado tampoco lo hace [1]. La financiación de Abdul Sattar Edhi procedía y procede exclusivamente de donaciones privadas ya que rechazó siempre ser “apadrinado” por intereses políticos o religiosos de cualquier tipo y ser así, convertirlo en una figura destinada a ser utilizada, manipulada o condicionada.

Todo ello en un país interetnico extremadamente inestable en lo político, superpoblado, sin algunos de los servicios más elementales y donde han muerto en los últimos 10 años varios miles civiles inocentes y cientos más han quedado gravemente afectados por la política militar exterior del premio Nóbel” de la paz Barack ‘Drone’ Obama.

En apenas unos años Edhi erigió una vasta red de servicios sanitarios y caritativos sin ánimo de lucro. Toda una hazaña. Preguntando por la forma en que comenzó su trabajo, Edhi le dijo a Julie McCarthy de NPR en 2009: “Ví gente tendida en las calles. La gripe se había extendido en Karachi, y no había nadie para tratarlos. Así que preparé una reunión con unos estudiantes de medicina para sugerirles ser voluntarios en este proyecto que iniciaba. No tenía dinero y me dedicaba a pedír donaciones en la calle. Y la gente respondió. Compré esta sala de 8 por 8 metros para iniciar mi trabajo“. El 7 de julio de 2016 sería el último día que Edhi pasaría en su sala de 8 por 8 metros.

Abdul Sattar Edhi y la Madre Teresa de Calcuta. Una comparación desafortunada

Algunos periodistas con buena intención y mala información lo han denominado la “Madre Teresa de Pakistán”. Nada más lejos de la realidad.

Desde que empezó su “misión” en 1950, la Madre Teresa de Calcuta (Agnes Gonxha Bojaxhiu, 1910 – 1997), aceptó donaciones y dinero de estafadores (Charles Keating) y de magnates como Robert Maxwell, colaboraba con dictadores, era asistida por las mismas mafias hindúes que mantenían y mantienen el brutal sistema de opresión contra los Dalit (Parias) y otras étnicas “intocables” de la India.  La Madre Teresa creía firmemente en la doctrina católica más conservadora y extremista siendo al mismo tiempo muy cercana a personajes como el reverendo Pat Robertson [2]. En la orden fundada por Teresa de Calcuta, la caridad y la asistencia médica se entendía exclusivamente como una forma de predicar “sólo la resignación y ni siquiera ofrecer una transfusión sanguínea, un antibiótico o un analgésico a sus enfermos“. La Madre Teresa presionaba a las miembros de su orden religiosa para que bautizaran secretamente a pacientes terminales sin su permiso y era una combatiente a ultranza en contra del divorcio, incluyendo los casos extremos de abusos y violencia aunque esto no le impidió dar el visto bueno al divorcio de su amiga Diana de Gales. Era una feroz antiabortista en un país más que superpoblado y con demasiados niños huérfanos viviendo toda una vida de penurias en las calles. Calificó el aborto “el mayor destructor de la paz, porque es la guerra en contra los niños, el asesinato directo de los inocentes, asesinato de la Madre en contra de si misma.” [C].

In money… God trust?

Las Misioneras de la Caridad no llevaban ningún estudio contable y por lo tanto se desconoce la cuantía de los ingresos que se recaudaban a través de grandes donaciones privadas. En los años 90 una ex misionera de New York a cargo de los ingresos de dinero en cuentas bancarias, reconoció como en una sola cuenta había cerca 50 millones de dólares.

La Madre Teresa de Calcuta recibió más de un millón de dólares de Charles Keating, el conocido estafador de Lincoln Savings & Loans. Descubierto y llevado a juício, a la Madre Teresa sólo se le ocurrió interceder ante el juez en su auxilio pidiéndole que obrara “como Jesús hubiera obrado“. Un abogado de la acusación escribió a la Madre Teresa para explicarle como Charles Keating había robado a más de 17.000 ahorradores la cantidad de 252 millones de dólares : “Usted urge al Juez a que muestre compasión al igual que lo hiciera Jesús. Ahora, le hago yo el mismo desafío. Pregúntese qué haría Jesús si le diesen los frutos de un crimen; qué haría Jesús si estuviese en posesión de dinero robado; qué haría Jesús si fuese extorsionado por un ladrón para tranquilizar su conciencia”.

Los amigos de la Madre Teresa de Calcuta

Uno de los grandes admiradores de Teresa de Calcuta era la familia Duvalier a los que a menudo calificaba como “defensores de los pobres”. A Teresa de Calcuta no le importaba de dónde venía el dinero ni quien se lo daba. Un día podía estar alabando a su compatriota, el dictador comunista Enver Hoxha y al día siguiente elogiar el régimen franquista español quedando para el siguiente día visitar Nicaragua o Guatemala donde se limitaba a disculpar las atrocidades cometidas por los escuadrones de la muerte y la contra nicaragüense. Los atroces acontecimientos que ocurrían en aquella época en Centroamérica le habrían parecido a la Madre Teresa poca cosa comparados con las inimaginables atrocidades cometidas en Croacia por los católico-fascista ustashas de Ante Pavelic con el apoyo de los nazis durante la Segunda Guerra Mundial. Fue precisamente un grupo de clérigos católicos ultranacionalistas croatas los que se beneficiaron de la caridad de la Madre Teresa cuando esta organizó en 1979 una campaña de recaudación de fondos destinados en teoría a la Iglesia católica croata. La alta jerarquía católica croata a través de sus clérigos, había alentado y colaborado (en algunos casos incluso personalmente y metralleta en mano), con los grupos fascistas ultranacionalistas ustashas en una de las más monstruosas campañas de persecución y exterminio acaecidas durante todo el conflicto a nivel mundial, la ‘Solución final’ en versión ustacha [A]. Cuando la Croacia de Pavelic y de su inhumanos ustachas perdieron el apoyo de nazis y fascistas, la gran mayoría de aquellos genocidas, encontraron refugio en las “democracias occidentales” como tal fue el caso del propio Pavelic, acogido con piedad cristiana en la católica España de Franco donde incluso falleció y recibió la bendición papal de Pío XII. Pio XII seguro que no sabía a quien bendecía…

Uno de los grandes admiradores de Teresa de Calcuta era la familia Duvalier a los que a menudo calificaba como “defensores de los pobres”.

La lista de benefactores de Teresa de Calcuta continua como buena ‘celebrity’ e icono de los 70 y 80 que fue. Entre lo mas curiosos está Ralph Reed, director de Christian Coalition, un medio movimiento político fundamentalista y medio grupo de presión fundado en 1989 por el teleevangelista y candidato a la nominación presidencial Republicana, Pat Robertson [B]. En los años 80, Pat Robertson se encontraba metido en asuntos tan extremadamente turbios, como camuflar misiones y acciones de ayuda religiosa dentro de programas para armar a la Contra nicaragüense y otras contraguerrillas, teniendo como intermediario a otra estrella mediática, el coronel Oliver North. Tanto los paramilitares guatemaltecos como los escuadrones de la muerte salvadoreños tenían como benefactor al reverendo Robertson que consideraba a Roberto D’Aubuisson, líder del partido político ARENA y de los escuadrones de la muerte en El Salvador,  “una persona encantadora” [3].

La atención “sanitaria” de las Misioneras de la Caridad

Teresa de Calcuta predicaba una atención mínima a sus pacientes en unas “instalaciones” que frecuentemente se encontraban en unas condiciones deplorables.

No obstante, cuando tenía alguna dolencia importante, la Madre Teresa era tratada en algunas de clínicas occidentales privadas mas caras y prestigiosas. Uno de los críticos más importantes de la Madre Teresa de Calcuta fue el doctor Aroup Chatterjee, un médico indio de 58 años. Chatterjee, militante de izquierda, estudiaba medicina en Calcuta y solía moverse con frecuencia por los suburbios más pobres a finales de los años setenta y principios de los ochenta. Durante su año de prácticas trató pacientes de las “zonas rojas” más antiguas y más difíciles de la ciudad pero en ese tiempo “nunca vi monjas en los suburbios en los que trabajé”.

El doctor Aroup Chatterjee, médico indio de 58 años trató pacientes de las “zonas rojas” más antiguas y más difíciles de la ciudad pero en ese tiempo “nunca vi monjas en los suburbios en los que trabajé”.

Su visión de la Madre Teresa de Calcuta, es muy similar a la de Christopher Hitchens. Tras un enorme trabajo de investigación ambos coinciden en denominar como “cultura de la muerte y el sufrimiento” a los hogares gestionados por las Misioneras de la Caridad, “hogares” donde “ataban a los niños en las camas y el único medicamento que le daban a los pacientes terminales era aspirina”. La sordidez del “tratamiento médico” dispensado a los pacientes llegaba a tal punto, que se compartían las camas sin importar las enfermedades o dolencias que portaran los enfermos, se reutilizaban con total normalidad agujas hipodérmicas y en medio de todo esto círculo dantesco de “caridad”, los pacientes “tenían que defecar unos frente a otros, las heces de las sábanas se lavaban en los mismos lugares que los platos o misioneras o voluntarios sin formación médica, administraban medicinas de más de 10 años de antigüedad”. Chatterjee se reunió con voluntarios y monjas de las Misioneras de la Caridad en todo el mundo. Realizó más de cien entrevistas en las que recogió historias similares que confirmaban practicas similares a las que había documentado y visto [4].

El mito pervive

Y a pesar de todas estas consideraciones, la Madre Teresa de Calcuta ha pasado a la historia como uno de los iconos mas respetados a nivel prácticamente mundial por su labor de caridad, una caridad no obstante repleta de contradicciones, trato sanitario inexistente y espantosas condiciones ingiénicas. En cierta ocasión, un voluntario en Calcuta describió una de las casas de acogida de las Misioneras de la Caridad como un lugar similar al que muestran las fotografías de las salas donde se encontraban los enfermos de tifus en el campo de concentración nazi de Bergen Belsen. Como expresó uno de los mayores intelctuales críticos del catolicismo y de la Iglesia, el alemán Karlheinz Deschner, bajo estas circunstancias uno se pregunta si en realidad “Se pretende mantener la conciencia del dolor como fruto del pecado. Pues sólo entonces recibe a la persona contrita, dispuesta para la penitencia, necesitada de su consuelo y su absolución, sometida, en definitiva; una persona cuya conciencia no ha sido fortalecida, sino doblegada para sus intereses.” [5].

Gran parte del dinero recaudado por las Misioneras de la Caridad, se destinaba a financiar la apertura de nuevos conventos en todo el mundo.

En cambio, gran parte del dinero recaudado por las Misioneras de la Caridad, se destinaba a financiar la apertura de nuevos conventos en todo el mundo. No es de extrañar que su proceso de beatificación haya sido uno de los más rápidos de la Historia de la Iglesia Católica. Y es que, de una forma similar a como utilizaba la Iglesia Católica las indulgencias en la Edad Media, las Misioneras de la Caridad utilizaron gran parte de las donaciones para realizar proselitismo internacional a costa de los programas de “caridad”.

Abdul Sattar Edhi, “la persona que ha ayudado a más gente que cualquier otra de la historia”

A diferencia de la Madre Teresa, Abdul Sattar Edhi y su fundación han tenido desde sus orígenes una reputación intachable, llegando a convertirse en un orgullo nacional a pesar del sectarismo religioso vigente hoy en día en Pakistán [6]. Edhi nunca discriminó por motivos religiosos a sus pacientes y tuvo que soportar la presión de fanáticos por atender igual tanto a musulmanes suníes, como chiíes, cristianos, hindúes y otras confesiones y etnias. En cierta ocasión recordó como “Muchos años más tarde de empezar a trabajar en la Fundación, todavía me se quejaban y seguían preguntando. ¿Por qué recoges a hindúes y cristianos en tus ambulancias?. Y yo les respondía, ‘Por que la ambulancia es mas musulmana que tú’” [7].

Un legendario trabajador de la caridad conocido por su ascetismo”, “El mayor humanitario vivo en el mundo”.

Abdul Sattar Edhi desarrolló un moderno y profesional sistema de salud de la nada, no recibió grandes premios internacionales aunque nada despreciables en otros ámbitos, como el Premio Madanjeet Singh Prize de la UNESCO en 2009 u otros como el Premio Ramón Magsaysay (el “Nóbel” asiático) al Servicio Público y el Premio Balzan, que lo otorga cada año desde 1961, la Fundación Internacional Balzan para aquellos que han destacado por sus contribuciones en las Ciencias y las Artes. Por otro lado, la Fundación Edhi entró en el libro Guiness de los Records, por disponer de la mayor red de ambulancias que operan en todo el mundo.  Actualmente es la mayor red de bienestar social en Pakistán y dispone de oficinas en varios países, donde ha realizado misiones humanitarias incluyendo África, Oriente Medio, la región del Cáucaso, Europa del Este y los EE.UU, donde incluso ayudó en las tareas de rescate y atención a las personas afectadas por el huracán Katrina de Nueva Orleans en 2005.

Abdul Sattar Edhi no tenía salario, residía en un humilde apartamento sobre su clínica de Karachi y reconocía “no haber sido en toda su vida una persona muy religiosa” [8]. Fue propuesto como candidato a premio Nóbel de la Paz por el primer ministro de Pakistán, tras recabar más de 30 000 firmas entre las que figuraba en primera posición la de Ziauddin Yousafzai, padre de Malala Yousafzai [9]. The Guardian y el Daily Mail conincidieron en considerarlo “un legendario trabajador de la caridad conocido por su ascetismo” [10] mientras que el The Huffington Post le calificó hace unos años como “el mayor humanitario vivo en el mundo”.

Fuentes

Anexo

  • [A] “Un cierto padre Bozidar Bralow, conocido por la metralleta que le acompañaba permanentemente, fue acusado de bailar en tomo a los cuerpos de 180 serbios masacrados en Alipasin-Most. Otros franciscanos mataron, prendieron fuego a casas, saquearon pueblos y arrasaron los campos bosnios a la cabeza de bandas ustachis. En septiembre de 1941, un periodista italiano escribía que había visto al sur de Banja Luka a un franciscano arengando a una banda de ustachis con su crucifijo. En el archivo del Ministerio de Asuntos Exteriores italiano se guarda registro fotográfico de algunas de esas atrocidades: mujeres con los pechos cortados, ojos reventados, genitales mutilados … así como de los instrumentos de la carnicería: cuchillos, hachas, ganchos de colgar carne …“. [El Papa de Hitler. John Cornwell. pag. 284]
  • [B] “Robertson creó y controla una importante cadena televisiva con la que influencia a millones de americanos, la CBN. La cadena es miembro de la Religious Roundtable ,una coalición de líderes religiosos, militares, políticos y de negocios trabajando juntos para hacer posible la implantación de los principios bíblicos en la sociedad. El sostén de Teresa, Rlaph Reed es un miembro del agresivamente conservador think-tank Heritage Foundation. Sus informes tiene un tremendo impacto en las políticas exteriores de Washington. Promueve una acción de baja intensidad contra amenazas comunistas como Cuba. La Heritage sacó de un apuro de $73 millones a otro fundamentalista, Jerry Falwell, quien también pertenece a la Religious Roundtable. Un individuo destacado del movimiento cristiano-sionista, apoyando las políticas criminales de Sharon. Para estos sujetos, que influyen bastante en la actual Casa Blanca, “nunca importa lo que Israel haga, Dios lo quiere”. [Madre Teresa, un mito más. Hipocresía diabólica. José Rayo Navas. Cádiz Rebelde. https://www.rebelion.org/hemeroteca/cultura/031107mt.htm]
  • [C] Discurso de la Madre Teresa de Calcuta sobre el aborto. Washington, D.C. — 4 de Febrero de 1.994, desayuno de oración nacional. http://webcatolicodejavier.org/discursomadreteresaaborto.html

Citas

Creador de Piratas y Emperadores en 2003. Ingeniero informático creador de la web texacotoxico.org, proyecto a iniciativa de Pablo Fajardo en demanda de reconocimiento e indemnizaciones a los afectados por la grave contaminación provocada por Texaco (Chevron) en Ecuador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *