Artículos

La España de Franco, santuario y refugio del grupo terrorista francés OAS (1961)

Comentarios: 1
La OAS. Reunión Franco y De Gaulle

Introducción

Las relaciones políticas franco – españolas no han estado exentas de pocas tensiones en los últimos 100 años. Uno de los motivos que probablemente más ha contribuido a generar una especial desconfianza entre el Estado francés y el español en las últimas décadas, ha sido el apoyo que el régimen de Franco prestó tanto al golpe de Estado contra De Gaulle como a los golpistas franceses que formaron la Organización Armada Secreta (OAS) en la década de los 60, una de las primeras organizaciones terroristas de extrema derecha de Europa.

Para seguir leyendo, hazte Premium
¿Ya eres Premium? Inicia sesión

Comprar este artículo

La compra de este artículo permite el acceso a su lectura para siempre.

Álvaro Peredo

Creador de Piratas y Emperadores en 2003 por puro interés en aprender y conocer mejor la Historia y la actualidad / geopolítica. Ingeniero informático desde 2001, fundador de la agencia Galerna Estudio. Desde siempre aficionado a las ciencias y en especial a la astronomía. Seguidor de la máxima de Carl Sagan, “Afirmaciones extraordinarias, exigen pruebas extraordinarias”

1 Comentario

  1. Gerardo

    De Gaulle solicitó a Franco la desaparición de la OAS del territorio español. La contestación a esa solicitud fue que esas personas no estaban cometiendo actos ilegales en España, copiada de la contestación francesa a las quejas españolas de la década 45-55 sobre las actividades comunistas centradas en Toulouse. De Gaulle entendió el mensaje y restringió esas actividades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via
error: Contenido protegido

Boletín de novedades

Suscríbete y recibe en tu correo los nuevos contenidos.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Boletín de novedades

Suscríbete y recibe en tu correo los nuevos contenidos.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Comparte este artículo