Reportajes

Amur, el Dragón Negro. Sociedades secretas japonesas en el ascenso del totalitarismo nipón (1853 - 1937)

Comentarios: 1
Amur, el Dragón Negro. Sociedades secretas japonesas

Indice de contenidos

Introducción

El ascenso del imperialismo japonés que desembocó en la Segunda Guerra Mundial, es un fenómeno complejo cuyos orígenes están ligados en gran parte al auge e influencia de varias sociedades secretas japonesas, y la ideología panasiática que estas fomentaron desde el mismo ocaso del shogunato Tokugawa y las primeras luces de la Restauración Meiji el 8 de mayo de 1868.

Una de estas sociedades terminaría convirtiéndose en la más importante y poderosa de todas, llegando a influir no pocas veces en determinadas e importantes decisiones políticas, desarrollando en el proceso una vasta red de espías, agentes y civiles de apoyo que llegó a operar en países de todo el mundo, con el fin último de recabar información y recursos para favorecer las políticas expansionistas y bélicas niponas. Este sociedad secreta era la Sociedad Amur, popular e incorrectamente conocida como Sociedad del Dragón Negro [A]

La Sociedad Amur nació oficialmente con el único objetivo de servir de instrumento al ejército japonés para la preparación de la Guerra Ruso-Japonesa (1904 – 1905) mediante la recogida de información militar estratégica. Con la victoria en Tsushima (1904-1905) ante Rusia y el éxito de la campaña en Corea (1910), el papel y la influencia de la Sociedad Amur y sus "dragones negros", ha sido considerado a menudo en occidente como un cuento "conspiranoico" con un trasfondo político racista y de histeria antijaponesa. Lejos de ser algo parecido a una "teoría de la conspiración", la Sociedad Amur junto con otras organizaciones como la Sociedad del Océano Negro, jugaron un papel clave primero en la política interior, y más tarde en la propia política exterior japonesa.

Este reportaje hará un breve repaso en dos etapas a la evolución histórica de Japón y el contexto en el que se dio el ascenso de estas sociedades y del propio totalitarismo japonés que condujo a la Segunda Guerra Mundial en el Pacífico. Estas dos etapas son :

  • Primera parte : El fin de una era (Edo) y el comienzo de una nueva (Meiji)
    El comienzo del fin de toda una época dorada de tres siglos (la Era Edo y el shogunato Tokuwaga), etapa que daría paso a la Restauración Meiji y el inicio de  una acelerada modernización y occidentalización.
    El poder político retorna a manos del emperador tras casi ocho siglos de dominación de la casta samurái.
    Esta primera parte abarca también una descripción resumida, de los hechos más relevantes que tienen lugar desde la llegada de los "barcos negros" en 1853, y la toma del poder por el emperador Meiji en 1868, hasta el final de la Segunda Guerra Mundial, describiendo de forma muy general la evolución de la política exterior e interior japonesa, como referencia para abordar la segunda parte, motivo principal y original del reportaje.
  • La segunda parte : Sociedades secretas japonesas y su influencia en la vida política y social
    En esta segunda parte se analiza el origen, evolución y papel de las sociedades secretas japonesas en la política interior y exterior, así como el progresivo ascenso del imperialismo japonés de ideología panasiática que tuvo lugar de la mano de estas.
    La segunda parte se centra en el papel de la Sociedad Amur y en la importancia que tuvo para sus miembros, la región por la que discurre el "Río del Dragón Negro" (del que toma su nombre dicha sociedad secreta), río que serpenteando desde Mongolia hasta el estrecho de Tartaria, determinaría en última instancia el destino de Japón y la caída del país por primera vez en su historia bajo la ocupación de una potencia extranjera.

Para seguir leyendo, hazte Premium
¿Ya eres Premium? Inicia sesión

Suscripción anual

Accede a todos nuestros artículos (nuevos y antiguos) por tan solo 9,90€ al mes.

Comprar este artículo

La compra de este artículo permite el acceso a su lectura para siempre.

Álvaro Peredo

Creador del blog Piratas y Emperadores en 2003 por puro interés en aprender y conocer mejor la historia, especialmente sus matices y detalles. Ingeniero informático desde 2001, fundador de la agencia Galerna Estudio. Desde siempre aficionado a las ciencias y en especial a la astronomía. Seguidor de la máxima de Carl Sagan, “Afirmaciones extraordinarias, exigen pruebas extraordinarias”

1 Comentario

  1. Pedro Pablo Urrea S.

    Extraordinario artículo… como todos los que leído del autor, sr Álvaro Peredo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via

Boletín de novedades

Suscríbete y recibe en tu correo los nuevos contenidos.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Boletín de novedades

Suscríbete y recibe en tu correo los nuevos contenidos.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Comparte este artículo